Internet es un espacio donde muchas personas que en la vida real se amedrentarían, aprovechan su anonimato o la distancia desde la que escriben sus mensajes para ponerse gallitos y realizar todo tipo de acciones deleznables. Desde el acoso al ciberbullying.

 

Gente que no sería capaz de mirarte a los ojos por la calle, se nutre del poder que da estar detrás de una pantalla y, también, de esa sensación de invulnerabilidad que muchas personas jóvenes tienen cuando navegan por Internet.

 

 

Pero, de vez en cuando, hay héroes y heroínas enmascaradas que los descubren y dejan que todo el mundo los vea a la luz del día para que, como con el retrato de Dorian Gray, se muestren tal y como son.

 

Por ejemplo, recientemente ha habido un tuit de @EvesNoSe que se ha hecho viral, siendo compartido unas 12.000 veces y que acumula más de 20.000 me gusta. En él, la tuitera ha publicado una conversación de WhatsApp en la que un chico intenta ligar de la forma más torpe con una chica y termina quedando en ridículo.

 

Para presentarse, el chico decidió optar por un saludo «normal» aunque con cierto aroma a Mujeres, hombres y viceversa con ese «guapisima«. Pero ella no entró al trapo y quiso saber, como es lógico, con quién estaba hablando.

Entonces él responde que es Juan y que un amigo suyo le ha dado su contacto, aunque la verdad es que muy buen amigo no debe ser si va repartiendo su «Wasa» a cualquiera.

Una vez ha roto el hielo, Juan cree que ya es el momento de pasar a la acción y proponerle una cita. Pero ella (chica lista) cree que es algo precipitado y, además, se da cuenta de que el uso de la «s» en vez de la «z» no denota mucha inteligencia, con lo cual responde con un sencillo: No la verdad.

Por lo visto, Juan no tolera bien la frustración ya que, a las primeras de cambio, pasa a una ofensiva total y empieza a usar la táctica del insulto. No sabemos si de pequeño se creyó aquello de «los que se pelean se desean» o si, directamente, es un poco garrulo (todo apunta a esto último).

Lo que está claro es que, si ya había empezado mal, en el momento que decidió insultarla se estaba lanzando directamente al vacío.

No sabemos si la chica respondió que era lesbiana para acabar rápido con esta dura tortura psicológica o porque, simplemente, era verdad. Pero ante tal respuesta, Juan escogió hacer un nuevo alarde de inteligencia, en este caso apostando por la homofobia y diciendo que la homosexualidad es visible a simple vista porque las personas gays o lesbianas son feas.

Obviamente, la mente de la chica colapsó por un segundo al leer el mensaje y, únicamente, fue capaz de darle las gracias a Juan por ese regalo de comentario.

Llegados a este punto el chico ya sabe que no tiene nada que hacer en esta conquista y decide abandonar el barco, no sin antes comprobar la despensa para hacer un all-in, digno de una final de póquer. Y, en ese instante, la chica ya no puede contener su risa y busca la cámara oculta.

Pero, antes de que la conversación terminase, Juan quiso regalarnos dos frases que claramente son un homenaje al programa Callejeros con ese «De qué te ríe» y cerrando con un «Tus muertos«.

A continuación, os dejamos la conversación completa para que podáis disfrutar cómodamente de la lírica y prosa de Juan.

¿Qué opináis de la estrategia de Juan para ligar? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Si o sha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).