Cada vez se usan más aplicaciones y páginas web para ligar, con lo cual, también se producen más citas “a ciegas”, ya que pese a que la persona con quien estamos chateando nos haya enviado alguna que otra foto, nunca sabes que te encontrarás hasta que no te ves cara a cara en el bar.

Esto hace que, a menudo, cuando ya de primeras vemos que lo que nos hemos encontrado no es de nuestro agrado, necesitemos alguna que otra excusa para poder salir airosos de la situación.

relieved relief GIF

Como sabemos que, en momentos de crisis, la ocurrencia no es nuestra habilidad más fiable, os recomendaremos algunas excusas (unas más creíbles que otras) que podéis usar para escapar de esa persona que no queréis volver a ver.

1Usar vuestras mascotas

Si no tenéis, una podéis inventárosla. Pero decir que os han enviado un WhatsApp diciendo que a vuestro periquito le ha dado un ictus o que vuestro gato ha luchado a muerte con un tejón siempre suele funcionar, ya que la gente sabe que si se mete con tu mascota, dejará de tener una oportunidad.

Como recomendación deciros que busquéis enfermedades o dolencias creíbles para vuestra mascota, es decir, no digáis que vuestro pez se ha ahogado o puede que levantéis suspicacias.

2A tus amigxs

A tu mejor amigx le acaba de dejar el novio/la novia y claro, tienes que estar a su lado en estos momentos tan duros. Puedes simular que te llama, que te envía un audio… Además, tampoco estás tú para conocer a alguien que puede que te deje igual…

3Dejar claro que no estás interesado/interesada en el coito

Decir cosas como “odio los penes” o “me comería antes una mierda que una vagina” son frases que harán que, seguramente, vuestra cita termine de forma prematura.



Si queréis cerrar rápido el asunto podéis demostrar vuestro odio hacia el placer en pareja y, de esa forma, puede que logréis que sea la otra persona quien abandone el local y vosotrxs os podáis quedar terminando vuestra cerveza con toda la tranquilidad del mundo.

4Usar alguna enfermedad «inmediata»

Básicamente nos referimos a forzar un ataque de diarrea o a vomitar en medio de la cita. Ir corriendo al baño suele funcionar siempre y si, además, volvemos con algún resto de suciedad en nuestro cuerpo, nos dará la excusa perfecta para irnos. No solo eso, sino que la otra persona seguramente sentirá pena por nosotrxs y no le importará nada que nos vayamos.

5Hacer ver que os habéis perdido

Si desde lejos ya veis que la persona que ha quedado con vosotrxs no os gusta, podéis optar por no presentaros. Obviamente, es un poco feo a nivel moral, pero si os ha engañado con fotos que no corresponden con la realidad, podéis enviar un sencillo WhatsApp en el que informáis a la persona que lleváis un buen rato dando vueltas y que no encontráis el sitio así que, directamente, os habéis ido a casa.

6Simplemente, marchaos

De nuevo, puede que no demostréis demasiada educación, pero hay momentos en los que no somos capaces de dar más y nuestro cuerpo y cerebro nos pide salir de ahí así que, sencillamente, podemos hacerle caso. Levantarnos de nuestra silla y, tanto si la otra persona está hablando como si no, empezar a andar e irnos sin mediar ni una palabra. O decirle que vamos al baño y salir por la ventana. Un clásico. 

7Necesitas Wi-fi para la copia de seguridad del WhatsApp

Resultado de imagen de hurry gif

Te quedan pocos datos y claro, tienes que ir a casa porque en caso contrario perderías todos tus mensajes, fotografías, vídeos… Y es algo que no puede esperar.

8Tienes recados el día siguiente

Invéntate razones por las que te tengas que pegar un madrugón: una reunión del trabajo o una tarea a última hora, el dentista, el médico…

A vosotrxs, ¿Cuál os parece la mejor? ¿Qué excusas habéis usado vosotrxs? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos). 

Fuentes: thisisinsider, abc