Quien más quien menos, sabe lo que es apuntarse a clases de inglés. No nos referimos a esas que se dan de forma obligatoria en nuestro colegio o instituto, sino a esas a las que, mediante nuestros padres o nosotrxs mismos, accedemos de forma ‘extraescolar’ o, como se suele decir, ‘por las tardes’.

Este tipo de práctica es muy habitual y, de hecho, la mayoría de personas que hablan inglés con fluidez tras haberlo aprendido es porque han optado por esta vía. Las clases particulares de inglés están en nuestro día a día y, con mayor o menos fortuna, somos muchas y muchos las que, en algún momento de nuestra vida, nos hemos enfrentado a ese voluntario choque de lenguas para ver si, después del impacto, algo nos había quedado.

Pero hoy os queremos hablar de un aspecto muy concreto de este tipo de prácticas. Todo surgió a raíz de un hilo de Twitter de la usuaria La Fisher (@ElleIncendio). Ella, al parecer, es una profesora de inglés española que, desde bien pequeña, da clases de inglés y tiene este idioma completamente dominado a pesar de haberlo ‘aprendido’ a posteriori… vamos, que no es ‘nativa’ de este idioma.

El hilo se ha hecho viral porque, en él, hace una gran crítica al hecho de que, en muchas academias, solo se busquen a profesores nativos… lo que ella considera que es un error. Os dejamos los tuits:

Al parecer y según nos cuenta, habla el idioma desde muy pequeña y, ya desde su adolescencia, se ha preocupado de enseñarlo, por lo que ha podido desarrollar muchísima experiencia en lo que a capacidades y técnicas de enseñanza se refiere.

Se avecina la tormenta

Al parecer, ha tenido que dejar de optar a un puesto (o la han hecho dejar de optar), porque solo buscaban profesores que fuesen nativos y el hecho de si estos estaban formados o no como docentes… pues era menos relevante.

La culpa no es de ellos

Según La Fisher, no se da ningún tipo de oportunidad a las personas que se han formado específicamente para este tipo de enseñanza y que, por el contrario, se prioriza a gente que no la tiene… y afirma que la culpa es de las academias.



No aprenderéis mejor

Eso es lo que ella defiende: un profesor nativo no es sinónimo de que serán un crack o una crack del inglés. De hecho, afirma que puede ser hasta peor para vuestra enseñanza, ya que tendréis más dificultades para entenderlos.

Baja preparación

Hablar de forma nativa una lengua no implica su conocimiento gramatical exhaustivo y, al parecer, eso es algo que ella misma ha podido comprobar personalmente.

Es necesario

La gramática, en nuestro día a día, puede resultar, de alguna forma y sin que se nos malentienda, menos relevante, cosa que no es así en la enseñanza. Ella explica que aquí la cuestión no es solo hablar el inglés con el mejor acento, sino entender qué es lo que se está explicando.

Es una condena

Según afirma, con esto estás destruyendo un sistema lleno de profesionales, y lo estás sustituyendo por un sistema lleno de snobs y profesores sin preparación.

Hay más tela que cortar

Aunque, por lo que sea, considera que con esta batalla ya hay suficiente guerra por hoy (pero promete más en un futuro).

Pero la realidad es muy dura

Y, si lo que nos cuenta es verdad, nos encontramos ante una situación de lo más delicada.

A vosotrxs ¿qué opinión os merece este tema? ¿Pensáis que es mejor un profesor nativo o estáis de acuerdo con ella? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si o sha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).