No es nada nuevo que los animales triunfan en Internet como la Coca-Cola sin cafeína y las medias lunas de Nocilla en las fiestas de cumpleaños. Pero, pese a que Instagram lleva ya unos años en activo, sigue sorprendiéndonos con colecciones de fotografías tan creativas como divertidas.

La última sensación de la que estamos hablando es la creación de Vincent Flouret, un fotógrafo parisino perteneciente al mundo de la moda que, recientemente, ha estado trabajando en un proyecto personal que tiene a su querido perro como protagonista.

Vincent empezó a hacer fotos de su perro cuando estuvo haciendo un trabajo voluntario con City Shelters (refugios de ciudad) de Los Ángeles. Por aquel entonces hizo distintos retratos de estudio de algunos perros para echar un cable a la organización y fomentar que algunas almas caritativas los adoptasen.

Fue así como se dio cuenta del potencial de estos modelos y empezó a fotografiar de forma artística a su propia mascota, su perro de seis años, Max. Y, por lo visto, este resultó haber nacido para posar frente a la cámara.

Debido a esto, inició un proyecto muy especial llamado Maxdonna (@max_et_vincent) en el que se dedicaron a recrear algunas portadas de los discos de Madonna y algunas escenas icónicas de sus videoclips con una pequeña particularidad: la reina del pop es sustituida por Max en cada una de las fotografías.

“Soy un gran fan de Madonna y estas imágenes que creo con Max son un tributo a esta artista que tanto admiro y respeto. Esta colección la estoy haciendo por el simple placer que me provoca crear y, sinceramente, me está yendo perfecto para aprovechar este pequeño descanso que me estoy tomando en mi carrera comercial”.

Además, en este caso, el proyecto tiene un componente añadido y es que todo el dinero recaudado con las copias de “Maxdonna” será donado a la propia organización sin ánimo de lucro de la artista “Raising Malawi” que busca mejorar las vidas de los vulnerables huérfanos que viven en Malaui.

Obviamente, Madonna está al tanto de la creación de Vincent y, por si alguien tenía alguna duda sobre su opinión al respecto, la propia artista subió una de las portadas de Max en su cuenta de Instagram, concretamente la del álbum Like a Virgin.

En cuanto a las sesiones de fotos, Vincent comenta que todo es un juego para su mascota y que incluso llega a disfrutarlo. Normalmente compra una semana antes el atrezo que va a usar (por ejemplo: un sombrero). De esa forma, Max se familiariza con el objeto y juega con él para que, cuando llegue el momento, se sienta cómodo y actúe de manera “natural”.

La verdad es que, más allá de coger a su perro y disfrazarlo, la colección que ha realizado este artista francés es realmente curiosa, ya que no solo logra el parecido fotográfico entre las imágenes sino que, en algunas, parece que Max esté interpretando la misma actitud que Madonna muestra en las originales.

De hecho, pese a que, como hemos dicho, Vincent ideó este proyecto por placer, tardó un total de ocho meses en realizarlo, ya que se implicó por completo en el proceso de creación haciéndolo todo él mismo, desde los disfraces al “entrenamiento” de Max.

A continuación, os dejamos el resto de estas divertidas y originales versiones:

El videoclip de “Material Girl”

La portada del álbum “True Blue”

Una escena del videoclip de la canción “Vogue”

Otra escena de un videoclip, en este caso, “Cherish”

El póster de la película protagonizada por Madonna “Desperatly Seeking Susan” (Buscando a Susan desesperadamente)

La portada de la revista Harper’s Bazaar

El videoclip de “Erotica”

A vosotrxs, ¿Qué os parece esta colección de fotos? ¿Cuál os ha gustado más? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos). 

Fuentes: metro, boredpanda