Hoy retomamos una de esas historias que, meses atrás, causó un gran revuelo dada su… ‘peculiar’ naturaleza. Se trataba de una joven que había hecho lo imposible por parecerse a otra persona y que, en el proceso, había salido tremendamente perjudicada físicamente. En ese momento, se abrió un amplio debate sobre los extremos a los que estaba llegando la gente y cómo esto era tratado en las redes sociales.

La protagonista es una joven iraní que quería ser la versión de oriente próximo de Angelina Jolie. En su momento, causó gran controversia con su dramática transformación la cual daba señales de ser algo más parecido a una enfermedad o a un trastorno alimenticio que a un proceso normal de retoque de la imagen corporal.

Sahar Tabar, quien ahora tiene 20 años, y nacida en Teherán, llegó a los titulares el año pasado cuando se informó que había pasado por 50 cirugías que acabaron por dejarla como una versión zombie de Angelina Jolie… algo que no parecía demasiado sano, en definitiva.

Más tarde hizo unas polémicas declaraciones en las que admitió haberse sometido a cirugías en la nariz, rellenos de labios y liposucción, pero insistió en que la mayoría de su aspecto inusual se debe al maquillaje y a unos buenos retoques de Photoshop.

Recientemente, publicó dos instantáneas con su cara ‘al natural’ y que muestran que se veía drásticamente diferente sin su maquillaje característico… es decir, dejaba de parecer una persona enferma para parecer alguien ‘normal’.

En una de las instantáneas podemos ver cómo tiene el cabello largo y oscuro, los ojos marrones y los labios mucho más pequeños. También se coloca unas buenas lentillas azules para simular los ojos de la actriz, aunque sí tiene una nariz muy puntiaguda y las mejillas algo hundidas.

En declaraciones al medio ruso Sputnik el año pasado, Sahar admitió que se había operado, pero negó que se tratara de 50 procedimientos o que su intención fuera parecerse a la estrella de Hollywood.

Ella afirmó: «Ni siquiera pensé en ser como Jolie. Además, no quería parecerme al personaje de dibujos animados ‘La novia cadáver’. Ahora entiendo que tengo algo que ver con ellos, pero también soy una persona y quiero recordar que alguien no es un fin en sí mismo».

Algunos de sus seguidores en Instagram, por aquel entonces, ya habían notado que la joven hacía un uso algo excesivo del Photoshop y del maquillaje, cosa que ella confirmó al momento.

Ella le dijo al diario Sputnik: «Esto es Photoshop y maquillaje. Cada vez que publico una foto, pinto mi cara de una manera cada vez más divertida. Es una forma de expresarme, una especie de arte. Mis fans saben que esta no es mi cara real».

Esta es la primera foto que nos compartió con su aspecto real:

Explicó que su aspecto era como un proyecto de ‘arte’ y una forma de autoexpresión… pero para ser solo eso, la verdad es que dio bastante de qué hablar, por lo que muchos consideraron que, en realidad, había forzado muchísimo ‘la máquina’ para generar polémica y que hablasen de ella.

En otra publicación de Instagram, escribió: «La imagen que está examinando, aunque no me gustó, la mantuve… Debo decir que solo tuve unas pocas cirugías para cosas muy concretas, no 50… Pienso que estas personas probablemente viven en el siglo XVIII y no han visto ni oído hablar de tecnología o maquillaje y están realmente sorprendidos por lo que ven«.

Y esta es la segunda:

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta nueva revelación? ¿Ya habíais caído en que no era real? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: Mirror, DailyMail.