Hoy os contaremos la historia de Christina Carter, una mujer de 28 años de edad que ha conseguido perder 70 kg en 16 meses. Y tal cambio acabaría poniendo fin a su relación… Ella misma ha querido compartir su historia a través de la red y hemos decidido recopilarla para contaros todos los detalles a continuación. ¡Vamos allá!

«Tuve varios desencadenantes de mi subida de peso. Dejé de fumar y cambié mi adicción de la nicotina a la comida. El otro factor es que estaba en una relación infeliz», explica Christine.

«Mi ex era muy controlador, me decía qué tenía que ponerme y creo que quería que fuera obesa para que no lo dejara. Tampoco le gustaba que tuviera mis propios amigos».

«Siendo obesa, no sentía que mereciera algo mejor. Fui de estar «obesa y feliz» a simplemente ‘obesa’. Afectaba cada vez más a mi cuerpo y, en lugar de hacer frente a mis sentimientos, me los estaba comiendo».

Christine tenía atracones de comida con carbohidratos y azúcar y afirma que pensaba en la comida de forma constante. «Me despertaba y comía todo el día, a veces comía en mitad de la noche«.

Christine admite que estaba en tan baja forma que incluso se cansaba al subir escaleras hasta el punto de necesitar sentarse para recobrar el aliento. Tras probar sin éxito varias dietas, decidió someterse a una cirugía gástrica en 2014.

Los cirujanos eliminaron el 70% de su estómago, pero Christine se dio cuenta de que tenía que empezar a cuidar su salud mental.

«Empecé a subir de peso otra vez, como muchos pacientes que se han sometido a cirugías de pérdida de peso. La cirugía solo es una herramienta. Tuve una llamada de atención cuando me di cuenta de que iba a ser un fracaso. Ni siquiera esta medida extrema me podría salvar. Hubo un momento en que me di cuenta que tenía que cambiar«.

Christine contrató a un entrenador y mentor que la ayudó con su dieta, el fitness y su bienestar mental.

En noviembre de 2015, se hizo una reducción de abdomen e implantes de pecho. Un mes después, había conseguido su peso deseado.

A raíz de su cambio, su novio se puso celoso e incluso la animaba para que comiera más. Ella ahora tenía las ideas muy claras. No se lo pensó dos veces y decidió romper con él.

«Perder peso lo ha cambiado todo en mi vida. No soy la misma chica que era antes. Ha puesto fin a mi relación – mi ex se volvió muy inseguro y celoso y yo gané la confianza de ver que no estaba en una relación sana y necesitaba salir«.

«También me ayudó a avanzar en mi carrera. Cada día se me presentan oportunidades que no tendría si fuera obesa. No creo que sea la pérdida de peso lo que me haya cambiado, sino el aumento de peso».

«A medida que bajaba de peso, poco a poco pero ciertamente  encontré a la mujer segura, dedicada y trabajadora que siempre había estado allí pero que era demasiado vergonzosa y temerosa de verse expuesta«.

‘»Cuando veo fotos mías, no me reconozco en ellas. Es como si no la hubiera visto antes. No me acuerdo de ser así y nunca volverá. Ahora soy más feliz de lo que lo he sido en toda mi vida».

«Para ser sincera: entrenar no es mi cosa favorita del mundo, pero soy fiel y constante. Hay muchas cosas que quiero compartir con las personas que quieren perder peso, pero algo básico es elegir un mal hábito y arreglarlo».

Comprometerse a ello empieza crear seguridad y confianza en ti mismo y puedes y podrás hacer lo que digas que vayas a hacer. Aprende a amar el esfuerzo y los resultados llegarán».

¡Nos alegramos muchísimo de que Christine por fin sea feliz!

¿Qué os ha parecido esta historia? Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos). 

Fuentes: dailymail brobible