El amor es muy complicado de entender. Cuando nos toca de forma directa, es muy difícil poder diferenciar los diversos sentimientos que surgen en nuestro interior en ese momento. Cuando nos enamoramos, debería llegarnos un manual de instrucciones con todos los pasos que debemos seguir para no sucumbir en el sendero complicado que nos disponemos a transitar.

Y, aún así, la cosa puede salir mal… y de eso sabe mucho nuestro protagonista de hoy. Él era feliz con su pareja… hasta que ella lo mandó todo al garete. Él quería desahogarse, pero no sabía cómo hacerlo y decidió, finalmente, contarnos su historia a través del original método que os dejamos a continuación:

1Todo drama tiene un principio

Creo que no hace falta explicar este chiste par entenderlo. Eso sí, a nivel poético es pura magia.

2Lo importante es abrirse

Ser sinceros con nosotrxs mismxs para poder serlo con el resto del mundo. Si no partes de esa premisa, el resto saldrá mal tarde o temprano.

3Información íntima

Ahora ya empezamos a ver una de las posibles causas de esta ruptura tan abrupta y triste… tendremos que esperar para sacar mejores conclusiones.

4Ante todo, quiere su bienestar

Está ciertamente enfadado. Pero, aún así, no la descuida a ella y quiere velar por su seguridad y bienestar. Si es que es un angelito el pobre.




5Aún así, no entiende nada

Él cree que puede ofrecerle muchísimo más de lo que ‘el otro’ puede darle y de eso está completamente convencido.

6Él sabe que la cosa no funcionará

Cree que hay demasiados factores que no encajan entre sí como para que la cosa tire adelante y, en el futuro, no acaben rompiendo también.

7Él no duda en echarse flores




Y sabe que tiene una conversación muy por encima de la media… y, por supuesto, mucho mejor que la de su actual novio.

8Eeeepa

Parece que esto ya son palabras mayores. Él no duda en apuntar directamente a los intereses de su nueva pareja: este solo pretende lo que pretende y no habrá nadie que lo haga cambiar de opinión.

9Él no se piensa quedar estancado

Es joven y tiene toda una vida por delante, por lo que es consciente de que tiene que avanzar, ir hacia adelante para no acabar sumido en la más profunda de las depresiones. Solo hay un camino y ese es el de la superación. No se hable más.

10Y cuidado: él sabe el valor que tiene cada uno




En realidad, no se trata de que ella valga más o valga menos. Se trata del valor que seas capaz de darte a ti mismo. Tú tienes que ser lo más importante para ti y el resto del mundo tiene que ser algo accesorio, nunca estar por encima de tu bienestar.

11No hay comida que valga

Ella conocía sus gustos gastronómicos más secretos. A él no le gustaban las fresas ni las cholas, pero lo que si le apasionaba era el poder comérsela a besos cada noche, junto antes de irse a dormir fundidos en un cálido abrazo.

12Adiós




Pero, visto lo visto, lo mejor será poner tierra de por medio y dejar que tú disfrutes, pero antes te lo advierto: yo disfrutaré mucho más y, sobre todo, OTRA sí que sabrá aprovecharme como tú no supiste hacerlo.




A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta peculiar historia de amor o, más bien, desamor? ¿Creéis que es la mejor forma de contársela a la gente sin acabar siendo un coñazo? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis echar un vistazo a otros que, con casi total seguridad, os resultará igualmente entretenidos (o eso esperamos, la verdad). 

Fuentes: La Guía del Varón, iDominicanas.