Estamos en una época en que los avances en lo referido a la aceptación de la diversidad de identidades sexuales está en su máximo histórico. Es verdad que todavía queda muchísimo que hacer y que, aunque a veces se den un par de pasos hacia adelante, hay que reconocer que, en muchas otras veces, también se da uno hacia atrás.

La cantidad de prejuicios que existen con las personas transgénero, por ejemplo, siguen siendo algunos de los más evidentes. Mientras ciertos sectores de la sociedad se esfuerzan en tratarlos con normalidad, muchos otros aún tienen muchísimos deberes pendientes en este campo.

Love Is Love Pride GIF by TALLY WEiJL - Find & Share on GIPHY

Las libertades sexuales están en su máximo histórico, pero los tabús con la transexualidad parecen estar casi tan estancados como lo estaban hace 15 o 20 años. ¿A qué puede deberse esto?

La cuestión es que, gracias al activismo de la protagonista de nuestra historia de hoy. Una mujer trans que, desde sus posibilidades (que ya veréis, son algo especiales), está haciendo todo lo posible por aportar su granito de arena a esta lucha.

Disfigured Princess Mike (a la que podéis encontrar en Twitter como @guysmiley22), es una usuaria que, a través de las redes sociales, critica la situación actual del colectivo transgénero y explica la forma en la que lleva, a nivel personal, el ser una mujer trans con el rostro desfigurado por una condición ‘rara’.

«Soy una mujer. Soy una mujer trans. Soy una mujer trans desfigurada, discapacitada. Soy una mujer, haya tenido la energía para afeitarme o no, y estoy sobreviviendo. Soy hipervisible como una mujer trans desfigurada y estoy sobreviviendo».

Ella, en un acto de valentía, dio a conocer esta confesión el Día Internacional de la Visibilidad Trangénero y, sus potentes palabras, se volvieron virales a los pocos minutos.



En la actualidad, ella se llama Mike, pero, cuando era pequeña, fue diagnosticada con el Síndrome de Crouzon, una enfermedad consistente en que gran parte del cráneo y los ojos se deforman de forma visible, cosa que provoca dificultades auditivas, de aprendizaje y alteraciones en la conducta.

Para este tipo de enfermedades no existe tratamiento y lo único que se puede hacer es tratar algunos de los síntomas de forma quirúrgica para que la persona pueda llevar una mejor calidad de vida. Pero para lo que no existe un tratamiento efectivo todavía es para el bullying que muchas personas ejercen sobre otras que sufren de enfermedades como esta.

«¿Sabes qué es lo peor? Ser una persona desfigurada que a menudo se pone nerviosa y tiene problemas para articular una frase cuando es desafiada por una persona ‘bien intencionada’ no desfigurada».

Pero ella, a pesar de su condición y todos los problemas que esto le ha acarreado a lo largo de los años, Mike no tiene ni remotamente pensado bajar la cabeza y sigue la lucha al pie del cañón.

Lleva una vida normal de la mejor forma que puede y lucha para no sufrir de ningún complejo de inseguridad, ya que, según ella, esto sería ‘lo fácil’ teniendo en cuenta su estado.

«¿Y sabéis qué, trolls? Tengo una novia que me quiere como mujer, como una trans desfigurada, y que toma fotos que me muestran lo hermosa que soy en sus ojos».

Lo que ha hecho Mike no solo es tremendamente positivo para ella, sino también para un montón de personas que se han inspirado y envalentonado muchísimo con su relato. Su cuenta de Twitter, en muy pocas horas, se convirtió en un ‘dentro de desahogo’ en el que muchísimas personas encontraron ‘a una amiga’.

Mike se ha convertido en una gran defensora de Internet como un espacio para fomentar el cambio: «Mi mayor vocación es el activismo en pro de quien tenga alguna deformidad. Estoy aquí para ser una modelo de supervivencia para todas aquellas personas que lo necesiten».

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta historia? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os podrán resultar igualmente entretenidos.