Cualquier persona que tenga televisión, estará más que acostumbrada a ver que, de forma diaria, hay un montón de personas que incumplen la ley hasta tal punto, que son puestas bajo custodia policial y, en muchas ocasiones, son condenadas a largas estancias en centros penitenciarios.

La cuestión es: ¿cuánto sabemos en realidad de estos centros? ¿Qué hacen ahí dentro? ¿se limitan a estar todo el día encerrados? Aquí os traemos algunos ejemplos de las cosas que se hacen en algunas de las prisiones más ‘particulares’ de todo el mundo. Con alguna, os lo prometemos, alucinaréis.

1Prisión de Aranjuez, España

La prisión de Aranjuez en España es pionera en este tipo de propuesta: permite que padres e hijos permanezcan con sus familiares encarcelados. Con personajes de Disney en las paredes, una guardería y un patio de juegos. El objetivo es evitar que los niños se den cuenta, el mayor tiempo posible, de que su padre está tras las rejas.

2Prisión de Luzira, Uganda

En Luzira, a los reclusos se les asignan más responsabilidades de las que tendrían en prisiones similares en el Reino Unido o en los Estados Unidos. Los presos asumen la responsabilidad del mantenimiento de la armonía del centro y las funciones de las unidades donde viven, incluido el cultivo y la cosecha de alimentos, su preparación y su distribución dentro de la prisión.

Se fomenta el aprendizaje, con muchos hombres aprendiendo y enseñando habilidades de carpintería a otros. La ración de guardia/prisionero en Luzira es de aproximadamente 1:35, en comparación con la de 1:15 en el Reino Unido. La agresión entre los internos es la excepción y no la regla. La tasa de reincidencia en Luzira es de menos del 30 por ciento, en comparación con el 46 por ciento en el Reino Unido y el 76 por ciento en los Estados Unidos.

3Prisión de Bastøy, Noruega

La prisión de Bastøy es la prisión de baja seguridad más grande de Noruega. La prisión se encuentra en la isla de Bastøy, en el fiordo de Oslo, perteneciente al municipio de Horten. La prisión usa toda la isla, pero la parte norte, donde esta la playa Nordbukta,  es abierta al público. La prisión está organizada como una pequeña comunidad local con alrededor de 80 edificios, carreteras, zonas de playa, paisajes culturales, campos de fútbol, ​​tierras agrícolas y bosques.

Además de las funciones penitenciarias, hay una tienda, una biblioteca, una oficina de información, servicios de salud, una iglesia, una escuela, un NAV (servicios sociales del gobierno), un muelle, un servicio de ferry (con su propia agencia de envío) y un faro con instalaciones para alquilar. reuniones y seminarios más pequeños. En la isla carcelaria de Bastoy, los prisioneros, algunos de los cuales son asesinos y violadores, viven en condiciones que los más críticos califican como «cómodas» y «lujosas». Sin embargo, tiene la tasa de reincidencia más baja en Europa.



4Prisión de Mujeres de Media Seguridad, Colombia

Los reclusos de la Prisión de Mujeres de San Diego en Cartagena disfrutan de la libertad todas las noches mientras se transforman en cocineros, camareras y lavaplatos en «Interno», un colorido restaurante abierto en uno de los patios interiores de la instalación.

25 de los casi 180 reclusos alojados aquí fueron seleccionados como parte de un programa que busca ayudar a las mujeres cerca del final de sus condenas a volver a la sociedad. Las mujeres de esta prisión de baja seguridad están cumpliendo condena por crímenes como robo, tráfico de drogas y extorsión.

5Prisión de Halden, Noruega

La prisión de Halden es una prisión de máxima seguridad en Halden, Noruega. Tiene tres unidades principales y recibe prisioneros de todo el mundo, pero no tiene dispositivos de seguridad convencionales. Se trata de la segunda prisión más grande de Noruega y se abrió en 2010 buscando un enfoque en la rehabilitación; su diseño simula la vida fuera de la prisión.

Entre otras actividades, los deportes y la música están disponibles para los presos, quienes interactúan con el personal desarmado para crear un mayor sentido de comunidad. Elogiada por sus condiciones humanas, la prisión de Halden ha recibido el Premio Arnstein Arneberg por su diseño de interiores en 2010 y ha sido objeto de un documental, pero también ha recibido críticas por ser demasiado liberal.

6Prisión de Norgerhaven, Holanda

Los reclusos en la prisión de Norgerhaven en Veenhuizen, Holanda, tienen una cama, muebles, un refrigerador y un televisor en sus celdas, así como un baño privado. Las tasas de criminalidad en los Países Bajos son tan bajas que enfrentaron una crisis de «hacinamiento».

Para resolver este «problema», el país llegó a un acuerdo con Noruega en 2015, para asumir el desbordamiento de su prisión. Ahora parte de los presos noruegos cumplen sus sentencias en Norgerhaven.

7Prisión de Onomichi, Japón

Las cárceles de ancianos son cada vez más comunes en Japón a medida que el país continúa envejeciendo. La prisión de Onomichi alberga una población en la que todos los reclusos son mayores. La prisión tiene pasamanos en todas sus instalaciones, alimentos blandos y pasan sus horas de trabajo tejiendo y cosiendo.

8Prisión HM Addiewell, Escocia

HMP Addiewell es una prisión de ‘aprendizaje’, donde los residentes pueden abordar su comportamiento agresivo y las circunstancias que llevaron a su encarcelamiento a través de una actividad con un propósito.

Las actividades útiles incluyen educación, asesoramiento y trabajo. El contacto con la naturaleza y la familia mientras se está en prisión es también un elemento fundamental del proceso de rehabilitación.

9Prisión Black Dolphin, Rusia



En la famosa prisión de Delfines Negros de Rusia en la frontera de Kazajstán, los reclusos comparten pequeñas celdas que están detrás de tres puertas de acero blindadas. Los presos viven en una «celda dentro de una celda», con vigilancia las 24 horas. Black Dolphin alberga a los criminales más brutales, incluyendo asesinos en serie, caníbales y terroristas.

Un teniente de la prisión contó a National Geographic, que hizo un documental sobre la instalación, que la única forma de escapar es muriendo. Si combinas todos los crímenes de los reclusos, han matado a unas 3.500 personas. Eso es un promedio de cinco asesinatos por recluso.

10Prisión Champ-Dollon, Suiza

Inaugurada en 1977, la función principal de la prisión de Champ-Dollon en Ginebra es retener a los prisioneros antes del juicio y la sentencia. El número de presos aumenta constantemente, lo que ha llevado a un problema crónico de hacinamiento. 115 nacionalidades diferentes estuvieron ‘representadas’ en la prisión en 2010 con solo 7.2% de reclusos suizos.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas prisiones? ¿Cómo creéis que habría que confinar a los reclusos? Dejádnoslo en los comentarios d eFacebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).