Hacer la foto perfecta no es tarea fácil. En pleno auge de las redes sociales, es importantísimo que nuestra presencia en los medios esté respaldada por la originalidad y la calidad. Hay mucha competencia y es importante hacer las cosas bien… cueste lo que cueste. O al menos eso creen las protagonistas de nuestra historia de hoy.

Se trata de una serie de fotos ‘TOP’ que, como podréis ver detrás de las cámaras, la cosa no tiene tanto glamour como podría parecer en un primer momento. Os avisamos que algunas son muy, pero que muy penosas… avisadxs estáis:

1¿Le echamos una mano?

Visto lo visto, más que echarle una mano, deberíamos echarle un pie… Antes muerta que sencilla. Como le caiga en la cara… ya verás que gracia.

2Algo muy casual

Una selfie de esas que parecen imposibles y que resulta que, al final, no es una selfie ni nada.

3La naturaleza forzada

La naturaleza es muy sabia… pero también muy moldeable y aquí os dejamos la prueba de ello. Conseguir combinar lo rural y lo urbano en una sola imagen no es tarea fácil, pero si lo consigues… eso sí: mejor no mirar el ‘detrás de las cámaras’.

4Un fotógrafo muy sacrificado

En ocasiones, para sacar la fotografía definitiva, hay que arriesgarse a ser pisado. Todo por el arte.





5¿Qué la calle está sucia?

Todo sea por sacar esta foto completamente random.

6Desnucarse por el arte

Ya tendremos tiempo de tratar el gravísimo problema de cervicales que va a pillar la fotógrafa. No puedes pasar un día más sin actualizar tu perfil de Instagram con una foto tremendamente superficial.

7La meta-selfie

La selfie de una selfie o algo así. No entendemos muy bien lo que estamos diciendo, pero creemos que queda más o menos claro. Esta foto, en cualquier caso, ha dejado al fotógrafo ‘por los suelos’.

8Suerte que no lo quería desde un poco más arriba





Habría tenido que hacer un ‘casteller’ para poder sacársela.

9Lo bueno de ser la ‘guapa’ del grupo

Al menos sabes que si alguien tiene que estropearse la ropa nueva contra el pavimento… Esa no serás tú. ¿Lo malo? El odio de tus amigas irá, poco a poco, en aumento.

10Graves problemas de seguridad vial

Cuando se está al volante, no puedes jugártela como si estuvieses en una película de Mad Max… y menos para hacerte una foto que, de original, tiene más bien poca. ¡Si es mejor la foto del que saca la foto! Al menos en lo que a riesgo se refiere.

11Así como quien no quiere la cosa

Lo que son un ramilletes de malas hierbas pueden convertirse en el mejor complemento para hacer que tus fotos tengan un toque de lo más ‘natural’. Eso sí: lo mejor es que no se vea ‘el cartón’, porque el resultado es tremendamente ridículo.

12Lo malo de tener una cocina tan hermosa



Que para utilizarla como un set de fotografía… pues tienes que renunciar a ciertas comodidades más que evidentes: una encimera de mármol no es lo más esponjoso del mundo.

13Drama fingido

Parte de ser una buena modelo es ser una buena actriz. Si hay que poner cara de sufrimiento para que parezca que estás atrapada en medio de dos contenedores… pues se pone.

14La primavera…

Ha llegado a la sección 4 del Corte Inglés. Ya verás cuando los pillen los de seguridad.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas sesiones de fotos? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos).