Hay personas que han nacido para llegar muy alto. El común de los mortales nos conformamos con llevar una vida de lo más anodina: nacer, crecer, encontrar un trabajo, comerse el jamón que la empresa nos regala por Navidad, reproducirnos (o no), comprarnos una tele en 4K para ver pelis en 1080p, y morir.

Esto, que puede resultar algo de lo más común y digno (no estamos diciendo que no lo sea, que quede claro), no es lo más original del mundo y, cuando nos topamos con historias como la de nuestra protagonista de hoy… pues la cosa cambia bastante.

Se trata de una joven que, a su temprana edad y según cuentan sus padres, siempre tenía la cabeza en la luna, pero se equivocaban: la tenía un pelín más lejos… en Marte, para ser más concretos. El planeta eh, no el día de la semana.

Alyssa Carson es una joven astronauta que, a sus 17 años, se encuentra en plena formación para poder surcar los cielos muy próximamente. Es natural de Baton Rougue, Louisiana, y su próxima misión será a unos cuantos kilómetros: conquistar Marte.

Ella tiene muy claro a lo que quiere dedicarse y la NASA la tiene muy presente a la hora de elaborar sus planes de futuro de cara a las próximas misiones planeadas para el planeta rojo, pero lo cierto es que ella, hasta que cumpla los 18 años, no podrá postularse como astronauta.

Ella es consciente de ello y está aprovechando todo el tiempo que le resta hasta entonces para prepararse de forma correcta. Está más que acostumbrada a esperar ya que, desde los 7 años de edad, recorre los campamentos espaciales.

Ello desató su pasión por este mundo y, desde entonces, ha repetido hasta en 18 ocasiones en el mismo campamento espacial… lo que no es ninguna tontería. A sus 12 años, ya era la primera persona en ir a los tres campamentos que la NASA tiene por todo el mundo: en Huntsville, Alabama; Quebec, Canadá; e Izmir, Turquía.

La NASA, al parecer, está completamente convencida de que podrá llevar a cabo el sueño de la joven y ya planea con ella cómo prepararse para una hipotética futura misión más allá de nuestro satélite (cosa que, hasta el momento, no se ha hecho).

Así pues, Alyssa Carson podría convertirse en la primera humana en pisar Marte… que se dice muy rápido, pero podría ser el evento histórico más importante de nuestra especie hasta el momento.

Según lo que la NASA tiene planeado de momento, hasta el año 2033 no se tiene planeado ningún tipo de viaje a Marte, por lo que Alyssa ya tendría 32 años cuando pueda, al fin, poder ser la primera persona en poner un pie sobre el planeta rojo.

Una vez en el planeta, se iniciaría un proceso de varios años enfocado a colonizarlo, cultivar alimentos y realizar experimentos para valorar la viabilidad de futuros proyectos sobre el terreno. También se buscarían signos de vida, tanto existentes como preexistentes.

Pero es que claro, el proyecto SpaceX to MarsOne también ha mostrado interés por la joven y ellos tienen pensado visitar el planeta en un periodo de tiempo bastante más corto… ¿se cambiará de chaqueta para cumplir su sueño? Todavía tendremos que esperar.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido su historia? ¿Seríais capaces de dedicar vuestra vida a una causa así? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, ya que los hemos hecho con muchísimo, pero que muchísimo cariño). 

Fuentes: El Periódico, The Sun.