Lo que hoy os traemos podría arruinaros, no solo el día, sino vuestra infancia al completo. Es una de esas noticias que hubiésemos preferido no conocer y que, por un motivo que toca mucho con lo sentimental, nos ha llegado a lo más profundo de nuestro corazón y nos ha robado, a base de puñaladas, una gran parte de la esperanza que guardábamos en nuestro interior.

Os estamos hablando de una escena de Shrek, la mítica película de animación que tantísimas infancias marcó. Estrenada en el año 2001, sentó parte de las bases de lo que sería el futuro de la animación y, a pesar de que la hemos visto mil veces… no nos habíamos dado cuenta de un detalle espeluznante.

Shrek GIF - Find & Share on GIPHY

Han hecho falta 17 años para que alguien descubriese una historia que se ocultaba detrás y que era mucho más sórdida que la historia que se nos explicaba de forma más evidente. Cuando os la contemos, nos entenderéis.

Pero, primero, vamos a ponernos en situación: ¿recordáis la escena en el bosque donde están reuniendo a todas las criaturas mágicas del reino, incluido a Asno? Las están metiendo en jaulas para llevárselas prisioneros a quien sabe dónde.

Es en ese momento cuando vemos a una familia de osos que pertenecerían al cuento de ‘Ricitos de oro y los tres osos’. Lo que es una familia de osos formada por papá, mamá y un pequeñajo, se había convertido en un drama y ahora estaban todos encerrados en una jaula.

Si avanzamos un poco en la historia, llegaremos a la escena donde los personajes de cuentos de hadas apresados han sido desterrados a vivir en el pantano del bosque de Shrek.

Ahí, en la escena que os dejamos a continuación, podemos ver a Papá Oso y Bebé Oso… pero, ¿dónde está mamá Osa? La matriarca de la familia, que aparecía en la anterior escena con un lazo rosa en la cabeza, ahora está desaparecida.



Padre e hijo están tristes y se abrazan… lo que nos hace temer lo peor. Lord Farquaad, el malo malísimo de la función, debe tener algo que ver con esta desaparición porque, hacía un momento, estaban todos juntos.

Y nuestras peores sospechas se ven confirmadas cuando, en la escena que aparecen los aposentos del malvado rey, vemos que hay algo que nos suena familiar tendido en el suelo… ¡Es MAMÁ OSA!

Así es, la pobre osa, por lo que podemos ver, ha corrido muy mala suerte y podemos saber que se trata de ella de forma inequívoca porque porta el mismo lazo roza en la cabeza que la caracterizaba.

¿A qué viene esta historia tan retorcida de fondo? ¿Qué gana Dreamworks con traumatizar la vida de tantos niños de esta forma tan cruel y explícita? Nosotrxs ya no podremos volver a ver esta película nunca más y nuestra fe en la humanidad (y, sobre todo, en los reyes malvados), ha desaparecido por completo… pero, un momento…

Al final de la cinta y como cierre para lo que debería ser una historia feliz, podemos volver a ver a la familia reunida y, para sorpresa de todo el mundo…¡mamá oso estaba viva! No sabemos muy bien cómo, pero la cosa es que muy muerto no se puede estar para dar esos contoneos.

Aquí os dejamos el vídeo y podéis verlos en el minuto 1:24:

Así pues, al final no nos vamos con tan mal sabor de boca… pero lo cierto es que hay algo extraño en todo este asunto… ¿será una ‘osa zombie’? Nunca lo sabremos…

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta truculenta historia? ¿Ya os habíais dado cuenta o, como nosotrxs, os ha caído como un jarro de agua fría? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos.

Fuentes: Buzzfeed, Diply.