La próxima vez que tu madre te llame por el nombre de tu hermano (o incluso el nombre de tu perro, o el de tu abuela, o el de algún personaje de los teleñecos), no te ofendas, no hay mala intención detrás (de entrada); no es que lo quiera más que a ti y no se lo pueda sacar de la cabeza y, lejos de ver a dos niños diferenciados, solo ve a uno que vale y a uno que podría valer… y un estudio lo ha demostrado.

Este tipo de errores (el llamar a alguien por el nombre de otra persona que también conoces), ocurre con bastante más frecuencia de lo que nos gustaría reconocer. Lo que el estudio ha revelado es que no se escogen los nombres al azar, sino que hay un proceso complejo detrás de todo esto.

Sorry My Bad GIF - Find & Share on GIPHY

El estudio fue publicado el pasado mes de abril por la revista Memory & Cognition y viene a describir un patrón (en esta ocasión no es Pablo Escobar): cuando las personas llaman a alguien por el nombre equivocado, tienden a llamar a esa persona con el nombre de alguien del mismo grupo social.

Según pudo encontrar el estudio, también influye que en ese grupo social haya personas con un nombre similar como podrían serlo Nuria y Julia o Frungencio y Olopencio. Nombres de lo más habituales, vamos.

El estudio también llegó a la conclusión de que el parecido físico entre las dos personas no influía demasiado en confundir sus nombres, factor que se suele relacionar de forma directa con esto.

Para el estudio, los investigadores llevaron a cabo cinco encuestas a más de 1.700 personas. Incluyeron participantes que habían confesado haber sido llamados por el nombre equivocado o que habían llamado mal a otra persona. En todos los casos, los participantes en el estudio conocían bien a la persona de la que se están confundiendo, o alguien que conocían bien lo llamaban mal.

Sorry I Apologize GIF - Find & Share on GIPHY

Los investigadores encontraron que el nombre incorrecto, a menudo, provenía del mismo grupo social. Por ejemplo, los familiares llamaron a otros miembros de la familia con un nombre incorrecto que pertenecía a otro miembro de la familia, no a otro colectivo como ‘amigos’ o ‘compañeros de trabajo’. Por lo tanto, tu madre podría llamarte por todos los nombres de tus hermanos antes de que ella, al fin, llegue a tu nombre real. De manera similar, los amigos se habrán llamado alguna vez el uno al otro por el nombre de otro amigo del grupo.

La falta de reconocimiento es “un error cognitivo que cometemos, que revela algo sobre quiénes consideramos que están en nuestro grupo”, afirmó en un comunicado David Rubin, profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Duke y autor principal del estudio.

Nombres similares también se mezclaron con una cierta frecuencia, encontraron los investigadores. Por ejemplo, una persona puede llamar a Mitchell con el nombre de Michael, porque los nombres suenan similares (sino acordaos de Frungencio).

El envejecimiento tampoco parece influir en la tendencia de las personas a nombrar erróneamente a los demás, hallaron los investigadores. En el estudio, se encuestó a estudiantes universitarios, así como a personas mayores, y se encontró que las incorrecciones ocurrieron con la misma frecuencia en el grupo de ‘los más jóvenes’.

Sorry Diane Keaton GIF - Find & Share on GIPHY

Pero los investigadores no limitaron el estudio a humanos; los nombres de las mascotas también se incluyeron en las encuestas. En 42 casos, los participantes informaron que habían sido llamados por el nombre de una mascota o que habían llamado a otra persona con el nombre de una mascota. En todos los casos, excepto uno, el nombre de la mascota fue sustituido por el nombre de un miembro de la familia, explicaron los investigadores.

De forma bastante notable, llamar a un miembro de la familia por el nombre del perro era mucho más común que llamar a un miembro de la familia por el nombre del gato, lo que sugiere que los perros se agrupan con otros miembros de la familia más que otras mascotas… vamos, que queremos más al peludo de Toby que a ese pez payaso sin nombre que tenemos en una pecera.

Sorry Mistake GIF - Find & Share on GIPHY

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este estudio? Os acostumbra a pasar esto de cambiar un nombre por otro? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si este artículo os ha gustado recordad que, mas abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos.

Fuentes: Livescience, 20 minutos.