Lo lógico sería pensar que, las últimas dos semanas, han sido protagonizadas por el Mundial de Fútbol que se está celebrando ahora mismo en Rusia. Pero la realidad es muy diferente y el acontecimiento que nos ha mantenido en vilo no ha sido otro que el de las trece personas (12 niños y su entrenador de fútbol) que han estado durante todo este tiempo atrapadas en una cueva en Tailandia.

Finalmente y tras unas intensas labores de rescate (en las cuales falleció uno de los buzos rescatistas), todos los niños pudieron ser rescatados y el mundo ha podido volver a respirar tranquilo. Pero, ¿era evitable esta tragedia? ¿Qué se esconde detrás de este suceso, si es que se esconde algo?

Ayer por la noche, Frank Cuesta, el famoso presentador y activista por los derechos de los animales, se manifestaba respecto a este tema que, como bien sabréis, le afecta de forma bastante cercana, ya que él mismo vive en Tailandia y está muy comprometido con todo lo que ocurre en el país.

Como siempre, Frank se ha manifestado de forma clara y poco complaciente: ha criticado de forma bastante feroz a los que catalogan a los rescatados como ‘héroes’, los ha tachado de ‘irresponsables y necios’ y ha argumentado a favor de que, cosas así, deberían ser castigadas… y tiene sus motivos.

En la carta que ha hecho pública en las redes sociales, el presentador afirmaba cosas como: “Curiosamente se les trata como héroes de una hazaña, cuando no son más que unos irresponsables y un necio”.

Según Frank, los niños y el entrenador no son ‘personas de ciudad’ y conocen perfectamente las condiciones de la zona y que en esa cueva, en condiciones de lluvia, no se podía entrar bajo ningún concepto.

Critica también que se compare a los niños con los mineros atrapados en una cueva en Chile en el año 2010 ya que afirma que estos estaban trabajando, no como estos niños que conocían perfectamente que no debían entrar (de ahí la irresponsabilidad y necedad de los mismos).

Reprocha también el sufrimiento, el coste y el daño provocado, destacando la muerte de un SEAL tailandés que se encontraba en labores de rescate. Afirma que él, junto con los otros rescatadores, son los verdaderos héroes de esta historia.

Pero es que, viendo la negativa respuesta que recibía por parte de muchos usuarios y medios de comunicación, horas más tarde, lanzó otro mensaje que, como ya nos tiene acostumbrado el bueno de Frank, resultó ser aún más directo que el primero: “No se estaban refugiando de la lluvia… la cueva tiene una entrada cubierta que parece medio campo de fútbol. Nadie se refugia de la lluvia kilómetros dentro”.

Seguía con: “Los niños a los que se debería invitar a la final de la copa del mundo y recibir regalos son los hijos del buzo muerto”, aseveraba. “Los hijos de los rescatadores, no los niños que han provocado esta situación con su entrenador”. Reconoce que los niños ya han sufrido bastante, pero que han hecho algo que no se debe premiar.

Las redes sociales, como no podía ser de otra forma, han ardido y han sido muchas las críticas que el presentador ha recibido, pero ¿alguien se ha puesto a pensar que, quizás, tenga razón? El debate ya está abierto.

Aquí os dejamos la primera de las cartas publicadas en su perfil de Twitter:

Y aquí la segunda:

A vosotrxs, ¿qué os parece todo este caso? ¿Estáis de acuerdo con los argumentos que nos da Frank o pensáis que se ha pasado varios pueblos? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes. 

Fuentes: 20 minutos, ABC.