Barack y Michelle Obama celebrarán en el mes de octubre 26 años de feliz matrimonio. Se conocieron a finales de los años ochenta en un bufete de abogados llamado Sidley & Austin. A los 25 años de edad, Michelle fue nombrada mentora a un joven asociado llamado Barack. Cuando él le pidió salir, no estaba muy segura porque eran “las dos únicas personas afroamericanas” en la compañía, pero al final aceptó. En 1991 se comprometieron y celebraron su boda el año siguiente.

25 años después, seguimos pasándolo bien mientras al mismo tiempo hacemos el duro trabajo de construir nuestra alianza y apoyarnos el uno al otro como personas“, escribió la ex primera dama. “No me puedo imaginar realizar este viaje desenfrenado con nadie más“.

Ambos forman sin duda una de las parejas públicas más estables y sólidos y cada cierto tiempo nos matan de amor con las distintas formas en que muestran lo que sienten el uno hacia el otro, ya sea a través de declaraciones, publicaciones en las redes sociales…

Tras conocer su historia, hay muchas personas que seguramente se han preguntado: ¿cuál es el secreto del feliz matrimonio? Pues parece que la respuesta por fin ha sido revelada.

El exdirector de comunicación de Barack Obama, Dan Pfeiffer, ha lanzado un libro titulado Yes, We (Still) Can en el que comparte una conversación que mantuvo con Obama en 2015.

En ella, Obama y Pfeiffer hablaban sobre los planes de futuro de este último con su pareja. “¿Así que os iréis a vivir juntos? Es ella, ¿no?“, le preguntó el expresidente.



Fue entonces cuando Obama le dijo las tres preguntas que debemos hacernos a nosotrxs mismos sobre su pareja para comprobar si hemos escogido a la persona adecuada. ¡Vamos a verlas!

1¿Es interesante?

“Este es el consejo que doy a todo el mundo sobre el matrimonio: ¿es una persona que te parece interesante?“, le preguntó el expresidente a Dan. ¿Por qué es importante esta pregunta?

Pasarás más tiempo con esta persona que con cualquier otra el resto de tu vida y no hay nada más importante que siempre querer escuchar lo que te tiene que decir sobre las cosas“.

2¿Te hace reír?

Seguidamente, Obama continuó con la siguiente pregunta: “¿Te hace reír?”. Hemos visto a la pareja sonreír mucho cuando han salido juntos en sus apariciones públicas. Al fin y al cabo, la presencia del humor en el día a día de la pareja es esencial.

3¿Crees que será una buena madre?

No solo hay que pensar en el futuro, sino también intentar ser previsor y anticiparse a lo que viene, tanto en el ámbito político como en el amoroso.

Pfeiffer recuerda el momento en que Obama le preguntó a Dan si había pensado en cómo sería su vida con niños. A continuación, le dijo la tercera y última cuestión: “Y no sé si quieres niños, pero si los quieres, ¿crees que ella será una buena madre?“. “La vida es larga. Estas son las cosas que de verdad importan a largo plazo“, concluyó. 

Pero, un momento… ¿al final Dan se casó con su pareja o no?

En respuesta a las preguntas del expresidente, Dan le dijo: “Howli es increíblemente interesante y más divertida que yo, y será una madre fenomenal“.

Parece que es ella. Qué afortunado eres“, le dijo Obama. Dan y Howli se casaron un año después y Obama, como no podía ser de otra forma, estuvo presente en la ceremonia.

¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Creéis que si Obama no fuera político se podría haber ganado la vida emparejando a personas? ¿Añadiríais o cambiaríais alguna de estas preguntas por otra? ¡No dudéis en comentárnoslo a través de Facebook e Instagram!

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos.

Fuentes: independent people cosmopolitan