En el mundo hay dos clases de personas: los que gastan su dinero como si no hubiera un mañana y aquellas que ahorran para que en un futuro, si hay desempleo, no tengan que vivir un día a la vez. Esta situación también se aplica entre los famosos. Sí, porque aunque estamos acostumbrados a creer que ellos, por el simple hecho de tener millones, siempre están comiendo en lujosos restaurantes, manejando autos costosos y comprando ropa carísima de diseñador, la realidad es muy distinta.

En el mundo del espectáculo también hay actores a los que les gusta tener una vida sencilla, que disfrutan de caminar y preparar una simple cena en casa para sus amistades, ¿aún lo dudas? En caso de que sí, aquí te presentamos a los 13 famosos que no suelen derrochar dinero.

Jennifer Lawrence

Una de las actrices mejor pagadas de Hollywood es Jennifer Lawrence, pero lejos de gastárselo todo en trivialidades y vivir una vida de lujos, la actriz intenta ahorrar todo lo que puede. De hecho, se la ha visto a menudo en rebajas y usando cupones de descuento para hacer la compra en el supermercado.

Además, se sabe que Lawrence dedica gran parte de su fortuna a donar dinero para distintas ONG’s o causas.

Keanue Reeves

Muchos ya sabréis que Keanu Reeves es un hombre de la calle. Viaja en el metro y los guardaespaldas y los coches de lujo son algo que prefiere evitar. De hecho, cuando cobró sus honorarios por hacer Matrix, dio el dinero de la película al equipo involucrado en el filme y a sus especialistas de acción.

Christian Bale

La trílogia de Batman seguramente supuso un buen cheque para el actor, pero pese a eso, siguió viviendo con su familia y sin coche o guardias de seguridad. Igual que antes cuando hablábamos de Jennifer Lawrence, Bale también da gran parte de sus ganancias a organizaciones benéficas.

Leonardo DiCaprio




Todos sabemos que, tras ganar el Oscar, se tiró a la buena vida rodeado de modelos en un yate, pero en general es una persona que, por ejemplo, conduce un Toyota Prius y viaja en vuelos comerciales en vez de privados.

Keira Knightley

A día de hoy, Keira sigue usando el truco que le enseñaron sus padres cuando era pequeña para decidir si comprar algo o no. Piensa si realmente lo necesita y, en caso de que la respuesta sea «no», opta por no comprarlo.

Russell Crowe

Tras éxitos como Gladiator, el actor podía haber vivido en una gran mansión con un dinosaurio real como mascota. Sin embargo, en lugar de eso, se compró un rancho en Australia (su país natal) y decidió vivir una vida sin tantas pretensiones cerca de la naturaleza




Reese Witherspoon

Es verdad que Reese Witherspoon es de las más elegantes de Hollywood, pero eso no significa que su mentalidad no sea ahorradora como es porque, en realidad, no son cosas incompatibles. De hecho, la actriz transmite sus ideas a su familia, ya que su hija trabaja en una pizzería para ganar su propio dinero.

Jessica Alba

Su fortuna es enorme, pero en vez de malgastarla, tira de marcas económicas. ¿En qué gasta su dinero entonces? Pues principalmente en una gran empresa que produce pañales ecológicos que ella misma fundó.

Jennifer Gardner

Sobre todo a raíz de la polémica generada por su divorcio con Ben Affleck, Jennifer disfruta más de ir a comprar fruta con sus pequeños que no de toda la parte perteneciente al mundo de las estrellas.




Kate Middleton

Lejos de querer un vestido de princesa, la duquesa prefiere comprar en lugares como Zara o Hobbs y suele reutilizar los vestidos que tiene en su armario, a diferencia de la mayoría de personas que asisten al mismo tipo de eventos que ella.

¿Os lo esperabais de alguno? ¿Creéis que hacen postureo de pobres o que son realmente humildes? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo, más abajo podréis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes (o eso esperamos).