Puede que muchxs recordéis esa mítica canción que vio la luz en el casting de un concurso de canto que decía: «Ponte el cinturón, protege tu vida, tu seguridad es muy importante». Eso no es solo cierto y aplicable en la carretera, sino que también lo es en el ámbito laboral.

Hay oficios, sobre todo aquellos relacionados con la construcción, que conllevan de ciertos riesgos laborales debido a que los empleados trabajan con materiales pesados, subidos encima de escaleras y andamios o realizando acciones varias en lugares elevados. En estos casos, si se siguen las medidas de seguridad necesarias, se pueden reducir esos riesgos al mínimo.

Pero en todos los sitios hay personas temerarias que no permiten que la preservación de la salud física se interponga entre ellas y su objetivo. A continuación, os mostraremos quince imágenes donde aparece gente que no tiene mucho respeto por su propio bienestar.

1Mensajes contradictorios

Colgar un cartel donde pone «Piensa primero en la seguridad» mientras te espatarras en las barandillas de una escalera es una buena definición gráfica de la hipocresía.

2El andamio es de cobardes

Estos dos obreros están seguros de que usar el andamio de forma convencional es para trabajadores de la obra con poco talento. Ser paleta no consiste en construir edificios, sino en vivir la vida a tope.

3Hasta el infinito, y más allá

Esto es un poco como los Castellers. Lo complicado no es solo subir, sino saber bajar luego sin que se vaya todo al garete.

4¡Hija! Déjame la plancha de surf solo un segundo

Alguien podría pensar que se trata de algo arriesgado, pero el hombre se siente seguro porque lleva la tabla atada al tobillo.

5A falta de casco, bueno es un cubo

Esta táctica funciona de forma parecida a la que tienen los avestruces cuando esconden la cabeza bajo tierra. Si no veo el peligro, significa que no está. El único problema es que, aunque no veas el ladrillo caer, si te da en la cabeza no creemos que el cubo sea suficiente como para detener el golpe.

6A veces te preguntan si no eres demasiado temerario…

… pero tu estás tranquilo porque sabes que has puesto los conos de advertencia de forma correcta.

7Donde no llega un montacargas, llegan dos

De hacer esto a unirse y transformarse en el Power Ranger definitivo solo hay un pequeño paso.

8Falta cerebro, sobran escaleras

Lo más violento es que seguramente esta persona es de las que dice: «Los arquitécticos esos no sirven para nada, esto lo arreglo yo en un peniquete».

9La escalera que hace planking

El planking es esa práctica que se hizo popular y que consistía en ponerse rígido y quedarse clavado entre dos objetos (os aseguramos que no es nada erótico). Aunque hacerlo con la escalera nos parece demasiado arriesgado…

10Como haya un incendio va a arder Troya

Peor que no tener extintor es tener uno que parece ser custodiado por una araña gigantesca.

11Esto es compromiso y lo demás son tonterías

Cuando tus padres vienen a visitar tu piso de estudiantes y deciden que no estás limpiando como es debido.

12Tom Cruise en Misión Imposible acaba de quedar a la altura del betún

Solo nos hace falta ver a ese hombre corriendo delante de una tormenta de arena para saber si renta contratarlo para que protagonice la saga cuando Tom se haga viejo.

13Bloquear la salida de emergencia llena de confianza a los trabajadores del edificio

Obviamente, si una empresa no estuviese convencida de que no va a haber un incendio, no pondría medio Ikea delante de la salida de emergencia.

14Cuando se te embarca el balón

Tráeme la escalera de desembarcar balones de la secuoya milenaria, por favor.

15Siempre puedes combinar tus dos pasiones

Este señor, después de hacer selectividad, no sabia si quería ser funambulista o paleta. Escogió las dos.

¿Os lleváis bien con vuestro jefe? ¿Habéis tenido alguna mala experiencia? Explicádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, la verdad).