Que la humanidad ha estado maltratando a la naturaleza de forma exponencial a lo largo de la historia es algo que, seguramente, la mayoría tenemos bastante claro. Y es cierto que, a día de hoy, los movimientos que apuestan por un sistema más sostenible están cogiendo cada vez más fuerza y visibilidad.

Sin embargo, sigue sin ser suficiente ni siquiera para mantener cierto nivel de sostenibilidad. El modo de vida consumista que llevamos puede acarrearnos, en un futuro cercano, problemas mucho más graves de lo que imaginamos. Es como si nos hubiesen avidado de que llegará un diluvio universal, pero nadie se está molestando en ni siquiera comprar un paraguas.

Uno de los ataques a la naturaleza más cotidianos que solemos realizar es el abuso del plástico. Es obvio que se trata de un producto con muchos usos, pero hay casos en los que parece que se está boicoteando el medio ambiente a posta y sin ningún propósito.

A continuación, os mostraremos 15 ejemplos en los que se hace evidente que se está cometiendo un crimen ecológico.

¿De verdad es necesario tanto plástico?

Algunos hacen bastante gracia hasta que piensas en el impacto ecológico que tiene un uso tan abusivo del plástico.

Lo que nos faltaba por ver

Envasar al vacío una única pieza de fruta es un auténtico y absoluto desperdicio.

Una matrioshka de envases

Como veréis, en la mayoría de estos casos, la ineptitud reside a menudo en excederse en el uso del plástico de forma incongruente.

Esto ya es el colmo

Es imcomprensible ver como se está usando una forma de guardar otras cajas que ni siquiera es práctica, cómoda o atractiva.

¿Qué necesidad hay de poner una lata en una bandeja de plástico?

Posiblemente uno de los ejemplos más claros que muestra el punto al que queremos llegar con este conjunto de imágenes. No es necesario que dejemos de usar el plástico para siempre, pero hay veces en que alguien debería actuar con algo de cabeza porque cosas como esta son verdaderas barbaridades.

Cuidado no se vaya a escapar el atún

Precintar el atún es indispensable para… No sé, que alguien nos lo explique.

Antes hemos visto una fruta sola, ahora os mostramos la estantería entera.

Hubo un día en que todas estas colgaban de un árbol.

No sabemos si son frutas o unas bolas de tenis

La verdad es que no se entiende como un producto envasado así puede inspirar confianza a nadie.

Estos pimientos viven más anchos que muchas personas

No es normal que se use una bandeja donde caben varios bistecs para guardar solo dos simples pimientos rojos.

Cuesta más el paquete que el producto en sí

Estamos casi seguros de que el coste de cultivar esta naranja es inferior al de ponerle ese edredón encima y envasarla al vacío.

En caso de duda, cuánto más plástico mejor

A veces, deberíamos priorizar la sostenibilidad por encima de la seguridad.

Hay cosas que ni siquiera tienen sentido

El mundo digital nos ofrece muchas ventajas en cuanto al uso del plástico y el papel. No aprovecharlas es tener muy poca vista tanto a nivel empresarial como a nivel ecológico.

Más de lo mismo

Si es que parece que hay empresas que lo envasan todo por inercia.

Podemos hacerlo mal, pero ¿Por qué no hacerlo peor?

Guardar los terrones en plásticos individuales, en vez de usar las bolsitas de papel es algo muy dificil de comprender.

Esto, aunque parezca mentira, es una frutería actual

Deberíamos apostar más por los mercados tradicionales y buscar los productos más frescos y naturales posibles, pero, sobre todo, aquellos que sean más respetuosos con el medio ambiente.

¿Qué medidas propondríais para reducir el uso del plástico? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos.