Hay sagas cinematográficas que nos llegan a lo más profundo de nuestro corazón. Películas que marcan nuestra infancia y que nos acompañan a lo largo de nuestra vida recordándonos el motivo por el cual es importante sonreír a pesar de la adversidad. Casi todo el mundo ha tenido el placer, en mayor o menor medida, de disfrutar de este tipo de experiencia inolvidable.

Si vamos a lo concreto y hablamos de una de estas series que tanto nos dieron y que tan poco nos pidieron (bueno, dejando de lado el precio de la entrada de cine), la más destacada de, probablemente, toda la historia, es la saga de Harry Potter.

Las aventuras del joven mago que sobrevivió al-que-no-debe-ser-nombrado empezaron por aquel ya lejano 2001 y, a lo largo de 10 años, nos cautivaron a todos y todas a lo largo de ocho películas que, pese a quien le pese, no tienen desperdicio.

En 2011 se estrenó la última cinta: Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: parte 2. Con esta entrega se ponía punto final a las aventuras de Harry y compañía y nos dejaban a todos con una lagrimilla colgandera que se resistía a caer.

Flying Harry Potter GIF - Find & Share on GIPHY

Desde entonces, J.K. Rowling, autora de los libros originales y creadora de la saga, ha seguido alimentando el mundo mágico que tanto nos gusta y ha ido ampliándolo, aportándonos más historias y más datos que no pudimos ver en los 7 primeros libros.

Hace un par de años se estrenaba la cinta de ‘Animales Fantásticos y dónde encontrarlos’ y veíamos que, en este mundo de fantasía, había vida más allá ‘del niño que vivió’. Este año se estrenará la segunda parte de esta nueva saga y, a pesar de estar a la expectativa, hoy hemos tenido que volver a las aventuras de Harry después de enterarnos de lo que hoy os venimos a contar.

A través de la web Pottermore, donde la autora suele ofrecer datos y demás curiosidades sobre el mundo mágico, se nos ha compartido una entrada en la que se detalla el árbol genealógico de la familia de Harry y hemos podido ver algunas cosas la mar de interesantes.



No solo se nos reveló que existía un ‘segundo Harry’, sino que, además, nos revelaron que, a lo largo de la saga, había existido un romance entre dos profesores de Hogwarts. ¿No os parece sorprendente?

Según Rowling, Harry Potter no fue en absoluto el primer Harry que existió en su familia. Al parecer, las cosas no eran cómo pensábamos y había alguien más con su misma ‘identidad’.

¿De quién se trata entonces? Pues de nada más y nada menos que su bisabuelo. Según ha confirmado la autora, el bisabuelo de Harry se llamaba Henry Potter…

Usuario: Ahhhh pero Henry no es Harry… ¿no ves que son dos nombres diferentes? Ahhhhh no sabes leer ni escribir. Qué asco me das y espero que te mueras. Ahhhhh…

Sad Harry Potter GIF - Find & Share on GIPHY

Antes de que os de un tabardillo os lo explicamos: Harry es el diminutivo de Henry por lo que, técnicamente, su bisabuelo también se llamaba Harry. él era el abuelo de James Potter, el padre de Harry.

En lo que se refiere al romance que mantuvieron dos profesores que impartían clases en Hogwarts, la autora también nos ha revelado unos interesantes detalles. Lo primero que pensamos es que algo entre Dumbledore y la profesora McGonagall, pero no. Snape tampoco de implicó con nadie más que no fuese (emocionalmente) con su amada Lily.

Los dos profesores que hacían ‘travesuras’ debajo de la capa de invisibilidad era dos que no os lo esperaríais: el profesor Flitwick y la profesora Spout. Uno encargado de encantamientos y la otra de botánica… qué historia tan bonita ¿no?

 v

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estos dos ‘cotilleos mágicos’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos.