Las nuevas tecnologías han cambiado por completo la forma en la que nos movemos a través de la vida. La interacción con nuestro entorno se ha visto alterada por la implementación de nuevos dispositivos como lo son los teléfonos inteligentes o las gafas de realidad virtual (también por la gente que sube fotos de sus piernas huesuda a Instagram, pero de esas ya hablaremos otro día).

La cosa es que la tecnología siempre ha sido definitoria para la humanidad y estamos en pleno auge de este factor tan relevante. Ahora, cuando caminamos por las calles o conducimos, tenemos la (mala) tentación de no despegar la vista del smartphone.

Spongebob Squarepants Internet GIF - Find & Share on GIPHY

Estamos constantemente pendientes de si alguien nos ha hablado, de actualizar nuestro perfil de Instagram o de pasar a 100 contactos esa cadena de Whatsapp absurda que promete curar el cáncer de algún niño con un nombre inventado si llega a nosecuantas comparticiones.

Esto, que podría resultar algo irrelevante y anecdótico, puede verse convertido en un verdadero problema si ‘los astros’ se juntan para ponernos alguna que otra traba delante, justo en medio de nuestro camino.

Parks And Recreation Technology GIF - Find & Share on GIPHY

Cuando apartamos la vista de nuestro camino, perdemos por completo la visión del lugar hacia el cual nos estamos dirigiendo, por lo que cada paso se convierte una incógnita; en una lotería; en un sorteo de hostias en el cual tenemos casi todas las papeletas.



No estamos exagerando. Si no preguntádselo a la protagonista de nuestra historia de hoy, quien, esperamos, no volverá a caminar mirando el móvil y, mucho menos, si tiene que cruzar una calle llena de vehículos… por una zona en la que está prohibido cruzar… y corriendo.

Como podréis ver en el vídeo más abajo, la joven no salió muy bien parada. Su nombre es Minerva y cuenta con tan solo 22 años de edad. Es natural de Nogales, una pequeña ciudad mexicana.

Por o que se ha sabido después, la joven no ha resultado tan perjudicada como podría parecerlo en un primer momento. ‘Solo’ sufrió unas lesiones en ambas rodillas y en su codo derecho, por no despreciar unos cuantos hematomas alrededor de su cuerpo. Y sí, salvó su vida.

La joven fue asistida con bastante rapidez por unos socorristas de la Cruz Roja, quienes la trasladaron de forma inmediata al hospital más cercano, donde fue ingresada en urgencias. Ella se lamentó de que no hubiese cobertura para poder seguir mirando su Twitter (es una broma eh, no os rasguéis las vestiduras tan rápido).

La policía local detalló en su informe lo ocurrido oficialmente y, según se recoge, la mujer caminaba hablando por su móvil a más de 50 metros de distancia de las líneas peatonales. Consiguió superar tres carriles, pero en el cuarto no tuvo tanta suerte y acabó hecha puré debajo de un coche plateado (nos hemos tomado una cierta libertad a la hora de narrar los hechos, ejem).

Vamos, que la culpa fue de ella por hacer todo lo posible por ser arrollada. No tomó precauciones y ni siquiera miraba la carretera. Por suerte está viva y relativamente ilesa, pero la cosa podría haber sido muchísimo, pero que muchísimo peor.

Justo antes de ser atropellada, intentó frenar, pero lo único que consiguió fue resbalar y facilitar que el coche la arrollase por más puntos de su cuerpo.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta situación? ¿De quién pensáis que fue culpa? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, más abajo podéis encontrar otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos (que los hemos hecho con mucho cariño).