El mundo de la repostería es tremendamente amplio y complejo. Tomarse un buen postre no es simplemente ‘comerse algo dulce después del plato principal’. Es una experiencia que debería ir un poco más allá y aportarnos matices que los platos principales no nos aportaron.

Hay reposteros y reposteras que han sabido llevar este noble arte a otro nivel y hoy os queremos traer la prueba de ello. Se trata de un recopilatorio con algunos postres ‘ocultos’ dentro de otros elementos más ‘mundanos’, por decirlo de alguna forma. Ahora nos entenderéis.

1¿Te apetece una esponja asquerosa y llena de jabón?

Lástima, solo tenemos este bizcocho de manzana con dulce de leche y cobertura crujiente de menta.

2Unas tostadas con un huevo frito…

O un bizcocho de vainilla con dos tipos diferentes de crema de limón. Tú eliges.

La buena remolacha

En esta ocasión, hecha con brownie relleno de moose de chocolate y cubierto con galletas trituradas y decorado con hojas de menta.




3Los champiñones son muy sanos

Sobre todo estos, que están hechos a base de fondant y coco. Una delicia (baja en proteínas y alta en azúcares).




4¿Una remolacha?

No exactamente: es una tarta de chocolate bueníiiiisima hecha con un poco de remolacha para darle ese color rojizo tan característico.

5Salteado de champiñones…

Hecho con cosillas algo peculiares: chocolate, trufa de fresa, de coco y de caramelo.

6Los médicos recomiendan una buena manzana de merienda



Solo que esta oculta dentro una moose de manzana con centro de caramelo líquido.

7Sobre todo: no apagues el cigarrillo ahí

De hacerlo, estropearías un postre hecho a base de pannacotta, polvo de vainilla y chocolate.

8Lo que parece una naranja podrida…

Se trata de un postre de moose de naranja con cobertura crujiente y ralladura de chicle. Creednos: está bueno.

9Se ha roto la maceta…




Y el resultado es una rica tarta de zanahoria con una cobertura de caramelo de zanahoria, un tiesto de chocolate, unas trufas con cobertura de chocolate blanco y un pelín de menta.

10Qué postre tan soso ¿no?

Se trata de una pequeña tarta de pannacotta rellena de moose de limón. Algo sencillo pero bastante impactante a la vista.

11El desayuno perfecto



Pannacotta como base, un poco de gel de mango y unas tostadas de tarta de limón. Algo cítrico y bajo en calorías.




12No se te helará el cerebro

Todo lo contrario: esta tarta de zanahoria te hará entrar en calor.

13Parece una seta alucinógena

Y alucinar, alucinaras: está hecha con chocolate rosa, tomillo, merengue y un suelo de chocolate crujiente.




14Comerse un chili es jugársela




Pero con este irás sobre seguro. Está hecho a base de una tarta de chocolate con un toque de chili picante. Es bastante más pasable así.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estos particulares postres? dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro.