Viajar en avión, si no se accidenta el aparato y mueres en una bola de fuego y sufrimiento, es una de las formas de transporte más seguras y eficaces que ha creado la humanidad en toda su historia (después del amor, que nos hace viajar hasta las estrellas <3), pero, como todo en la vida, también tiene su ‘contrapartida’.

Hay gente para todo y, en muchas ocasiones, esta se acumula en según qué vuelos comerciales… y aquí os traemos unos cuantos ejemplos de como, a dos alas, es posible reunirse con algunos de los perores y más incívicos personajes de la humanidad. Vais a alucinar con algunos de ellos, de eso no tengáis dudas.

1Cuando la aerolínea es muy laxa con el equipaje de mano

Literalmente, podemos decir que este pasajero es ‘un cerdo’.

2¿De verdad no podías hacerlo antes de salir de casa?

Sentarte en un sitio tan estrecho y empezar a cortarte las uñas… como que no es lo más cívico del mundo.

3Ojalá tuviera unas tijeras a mano

Con lo fácil que es recogerse el pelo o, simplemente, limitarse a ocupar si sitio y no ser tan intrusivos con el espacio de los demás.

4Un hermoso paisaje

Dicen que si mientras viajas en avión echas un vistazo por la ventana, puedes ver paisajes tremendamente hermosos… lo que no te dicen es que si miras para el otro lado, verás cosas como estas.

5Cada maestrillo tiene su librillo

En lo que se refiere a poder conciliar el sueño en situaciones ligeramente ‘adversas’, cada persona tiene su particular truco. El problema es que algunos son… menos compatibles con la vida en sociedad.

6El niño ha hecho lo que tenía que hacer

La hostia deberían llevársela los padres por permitir cosas así. ¿Los principios de higiene dónde están?

7Picar entre horas

Ya dicen todas las dietas aquello de que lo malo es picar entre horas… y no se me ocurren pruebas más gráficas que esta.

8Toallitas húmedas

Creo que este pasajero necesita un par de ellas… y un machete para cortarse los pies. No tienen solución.

9¿Estará cómoda?

Para poder levantarse de esa posición, tendrá que llamar a un quiropráctico.

10Dos ejemplos más de ‘pachorrismo’

La cosa, por lo que podéis ver, es perderle el respeto al resto del pasaje. Lo de colgar los calzoncillos sucios para que se sequen en el asiendo ya es de delito.

11¿Quieres ver la tele?

 

Pues yo quiero colgar mi chaqueta. Que te jod**.

12Como para vomitar muy fuerte

En este tipo de situaciones, lo bueno sería tener un tazer.

13Una cuestión de espacio

El primero bueno, se lo podemos pasar porque no es su culpa del todo. Pero la segunda… un buen cubo de agua helada la despertaría seguro.

14Tarzan se ha puesto cómodo

Eso o Bobo Marley no estaba muerto, estaba tomando cañas.

15¿Te hago la pedicura?

Por un módico precio, igual hasta amortizo el viaje.

16Esto no hay que hacerlo nunca

Y mucho menos en un avión, donde puedes salpicar a todo el mundo.

A vosotrxs, ¿os ha pasado alguna vez algo parecido en un avión? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos.