Ponerse a los mandos de un Ferrari puede ser uno de los sueños de muchas y muchos conductores amantes de la velocidad y las cilindradas de ensueño. Conducir uno de estos coches italianos es un deseo muy codiciado que no solo es difícil de llevar a cabo, sino también complicado de gestionar si se da la ocasión.

Para comprobarlo, lo mejor que podemos hacer (si no podemos permitirnos una de estas bestias) es alquilar uno unas cuantas horas y comprobar que la cosa no es tan fácil como lo parece al principio.

Through The Years F1 GIF - Find & Share on GIPHY

Eso fue lo que decidió comprobar la protagonista de nuestra historia de hoy. Se trata de una joven que decidió alquilar un Ferrari 458 Italia, buscando experimentar las mejores sensaciones que una persona puede sentir detrás de un volante.

Lo que tenía que ser una tarde apacible y relajada (aunque rápida), acabó por convertirse en todo un ‘infierno sobre ruedas’. Tan solo unos pocos minutos después de arrancar, el desastre llegó.

En el vídeo que os dejamos más abajo puede llegar a escucharse a la conductora diciendo «es la primera vez que conduzco un Ferrari y es realmente una sensación increíble»… justo antes de perder el control del coche y estrellarlo.

Por lo que se ve (o, al menos, lo que se pudo deducir), la joven quitó, de forma voluntaria o involuntaria, el control de tracción del Ferrari y, al estar el asfalto mojado, sin este complemento electrónico, el control del mismo se complicaba muchísimo.

La cosa es que chica ya no podrá presumir de haber conducido un Ferrari… pero la parte positiva es que sí podrá presumir de haber estrellado uno y haberlo hecho viruta contra unas barandillas viales.



Por suerte para nosotrxs (y, en el fondo, para ella también), había una cámara de seguridad grabándolo todo y ahora podemos disfrutarlo en HD desde las pantallas de nuestros ordenadores y teléfonos móviles ¿Quién ha dicho que Dios no existe?

Ferrari Drifting GIF - Find & Share on GIPHY

Muchos podríais pensar que el coche solo se realizó algún que otro rasguño ¿Quién no ha rozado alguna vez la columna del parking intentando a apartar en medio metro cuadrado? Pero, en este caso, la cosa era bastante, pero que bastante peor.

Desde ya, queremos avisar de que la joven no sufrió daños graves ya que, por suerte, estos vehículos disponen de unos sistemas de seguridad bastante efectivos y eficaces que permiten que, en casos de colisión como este, la cosa no acabe peor de lo que podría.

En la cinta puede verse como el coche impacta contra el quitamiedos y sufre daños muy, pero que muy serios. En el coche también colisionó contra del lateral de un todoterreno circulaba en dirección contraria, aunque tampoco hubo que lamentar ningún daño personal grave.

El Ferrari sí que quedó tocadísimo y, suponemos, esta es una gracia de esas que, sin miedo a equivocarnos, podemos asegurar que le salió bastante cara a la protagonista.

Se lo pensará dos veces la próxima vez antes de pillar un ‘bicho’ de este calibre.

 

 

Aquí os dejamos el vídeo con el ‘trágico’ momento:

 

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este incidente? ¿Qué pasaría si esto os ocurre a vosotrxs? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad (y humildad), os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque les hemos puesto muchísimo cariño).