El Primavera Sound se celebró hace poco menos de dos meses y, como cada año, el evento consiguió reunir a la crema y nata del panorama musical actual para el disfrute de todos los espectadores. Este festival suele venir acompañado de las ya populares ruedas de prensa con los artistas en las cuales suelen aflorar cosas que, en otras circunstancias, no lo harían.

En este pasado Primavera pudimos ver a los que son, en la actualidad, los máximos exponentes de música urbana: Yung Beef, C. Tangana y Bad Gyal. Se trata de una fotografía inédita y, muy probablemente, irrepetible.

A partir de esa foto, se generó entre Yung Beef y C. Tangana una tensión que, a falta de saber si se trata de una ‘estrategia comercial’, ha dado lugar a un pique en el cual, ambos artistas, se han dedicado ya más de una ‘puita’ en algunas de sus canciones.

Hace unos años, estos conflictos (conocidos popularmente como ‘beef’) eran muy habituales… pero nadie puede vivir constantemente de la confrontación y la buena música arrinconó a este tipo de dinámicas hasta mínimos históricos.

Pero es que claro, ahora se han picado dos de los mayores exponentes del trap a nivel mundial y el conflicto Yung Beef-C. Tangana podría poner en jaque por completo al panorama musical actual.

Son dos personajes con muchísima personalidad que se han hecho un hueco en la industria a golpe de buena música, por lo que es fundamental la visión que estos tienen del negocio… y aquí parece que ambos divergen a nivel de visión de futuro.

«Yo no quiero crear una industria en la que dependamos de gente de etiqueta, de hijos de puta. Yo quiero crear una industria que dependa de nosotros, de gente que le gusta la música», opinaba Yung Beef quien, hace unos años, fiel a este pensamiento, rompió con Sony y se creó su propio sello, donde hoy promueve a jóvenes promesas.



Tambiíen decía: «No hay que tener miedo a las multinacionales porque nos comen los huevos, porque existe internet», cuando firmó para Sony después de haber estado durante años con su propio sello. Sin embargo, C. Tangana dijo : «Cambiar las cosas es enfrentarte directamente al problema con las mismas armas que el problema te plantea».

Después de este intercambio de ‘opiniones’, C. Tangana publicó una nueva pieza a raíz de sus declaraciones sobre el Rey: ‘El Rey Soy Yo / I Feel Like Kanye’. En esta canción hacía referencia a Yung Beef en el verso: ‘Si yo hablo, Sony ficha a Fernandito -nombre real de Yung Beef-; si yo hablo, la Bad Gyal sale en vespino; el rey de Bogatell, soy el Cecilio».

Claramente, la primera parte hace referencia al conflicto con ‘Beef’. En la segunda, hace referencia a una vieja discusión en el sector sobre quién fue el primero en aparecer sobre un escenario motorizado. La tercera parte hace referencia a que ha ‘destronado’ a Cecilio G… ¿será verdad?

Yung Beef también tenía algo que decir y lanzó su canción ‘Yes indeed / I feel like Kim K-RIP Pusho’. Estos son algunos de los recaditos que le deja: «Si quieres hacer ruido, habla de mí […] Quieres ser yo pero eres tu […] La Bad Gyal te ha pasao por la derecha en la Vespino». todas y todos los que sepan un poco del ‘lore’ del trap español, entenderán las referencias que aquí se presentan.

C. Tangana contratacó publicando unas camisetas del Che Guevara con la cara de Yung Beef y prometiendo que, si se vendían todas, publicaría una nueva canción: ‘Forfri’. En pocos días, vendió las 1.000 unidades y publicó: «Te ha pasado como a la imagen del Che, el sistema ha sabido aprovecharse de ti para sacar partido a todos tus ‘followers’ y ya solo te queda el discurso».

De este tema, se desprenden versos tan ‘sutiles’ como: «Te has creído Robin Hood de internet; cada vez que subes un tema cobran otros diez» o «El sistema se nutre de gente como tú, de los que se creen que están fuera, pero solo están abajo».

Por ahora, la cosa se ha calmado un poco, pero… ¿acabará por llegar la sangre al río?

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este ‘conflicto’? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos. 

Fuente: el Periódico, El Plural.