Todos nos hemos visto con la necesidad, en un momento u otro, de calzar una mesa o hacer un apaño al cable de antena de la televisión. Pero hay ciertos problemas en nuestra rutina que muchas veces solucionamos a base de talonario pero que, en realidad, podríamos arreglar con un poco de ingenio.

Por suerte, aún quedan algunos héroes en la sombra, fans de Bricomanía y de McGyver dispuestos a todo con tal de encontrar una solución práctica a situaciones cotidianas.

Muchos pensaréis que estamos hablando de futuros genios, de los Elon Musk del futuro, pero en realidad solo son personas que, ante los problemas de la vida, deciden tomárselo de forma pragmática y responder con creatividad y originalidad.

Ratón táctil

Se le rompió la pantalla táctil y, en vez de cambiar el móvil, decidió optar por una solución más analógica.

¿Cómo lo haces para cortarte el pelo tu solo?

Nada. Muy fácil. Conecto esto aquí, aquello allá, luego cojo el enchufe, lo pongo en el otro lado… En cosa de 3 horitas tengo el dispositivo montado.

Soluciones culinarias

Algunos diréis que hacer eso es una temeridad, pero el mundo no está hecho para los cobardes.

¿Cansado de que te roben el sitio?

Si has hecho lo imposible para conseguir sentarte en primera fila cuando las entradas no son numeradas y te entra un apretón, usa este dispositivo casero de distracción de cara duras para evitar ver la película como si mirases al horizonte.

Un buen libro te servirá para toda la vida

Puede que algunos huéspedes confundan tu pragmatismo con un rito satánico, pero no dejes que coarten tu creatividad.

Lo siento hijo, no tenemos dinero para el patinete

Ves cariño, te dije que todos estos años viendo Los Picapiedra servirían para algo.

¿Está en un avión o en un manicomio?

Este recurso es perfecto para no salir del avión con el cuello doblado y, además, te servirá para disfrazarte de persona que recibe una terapia de electrochoque como Jack Nicholson en Alguien voló sobre el nido del cuco.

Aquí hay nivel

Un joven decidió ponerle un nivel a su taladro para poder hacer taladrar de forma vertical con la seguridad de que se está haciendo bien.

Cuando tu sobrina sale fea en una foto

De esta forma puedes aprovechar el marco de la fotografía al mismo tiempo que le echas un cable a tu ordenador.

Hay que ver las cosas desde otra perspectiva

A veces es imposible encontrar la forma de ver la tablet a la perfección. Con lo cuál, si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña.

Este móvil es una patata

El tejido orgánico de la patata hace que el móvil suene mejor y más fuerte. En realidad eso es mentira, pero lo que sí hace es sujetar la pantalla a las mil maravillas.

Usar el secador solo en el baño es tener muchos prejuicios

¿Los invitados llegan en dos minutos y necesitas calentar el queso? Nada que Llongueras no pueda solucionar.

El sonido más limpio

Restaurar unos cascos a base de esponjas nos crea serias dudas sobre si es una genialidad o una estupidez.

No soy una bota, soy una maceta

Esta es la historia de una bota que, después de pisar muchas plantas, decidió cambiar su forma de vida y empezó a albergar una planta en su interior.

Cuando tu madre te hace la bolsa del botellón

Te pongo unas compresas en el bolsillo derecho y la botella de vino en un pañal para que no se te rompa. Venga cariño, hasta luego. Disfruta.

¿Habéis aplicado vuestra creatividad en algo así? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, claro.