Un conductor de autobús hacía, como cada día de su vida, la ruta que tenía asignada en la zona este de China. Todo iba bien y, salvando la monotonía del asfalto, nada apuntaba a que la cosa acabaría como finalmente acabó. Muchas tragedias se mascan así: en pocos segundos y de forma inesperada.

El conductor, de repente y sin tener tiempo para emitir ninguna señal de socorro, pierde la consciencia por completo. En el vídeo puede verse como pasan varios segundos en los que el pobre hombre está completamente inmóvil, tambaleándose ante el volante.

El autobús empieza a perder el control y el hombre se desploma hacia un lado: el desastre se aproxima. Por suerte, los pasajeros notaron que algo no iba bien y que el autobús se estaba desplazando demasiado hacia el borde de la carretera.

Fueron a ver qué ocurría y se dieron de bruces (no Willis) con la situación… por lo que, como es normal, entraron en pánico. Por suerte reaccionaron de la mejor forma posible y tomaron en control del volante que, poco a poco, los estaba dirigiendo hacia su perdición.

Uno de los que se sumó al rescate fue Xie Shangpan, un empresario de 45 años que, en milésimas de segundos, vio como todas sus inversiones se iban al garete cuando el autobús empezase a dar volteretas.

En un valiente movimiento, corrió al asiento del conductor y logró tomar el control del autobús, tirando de él hacia un lado de la carretera antes de que pudiera ocurrir cualquier accidente.

El conductor tuvo que ser reanimado con RCP y fue enviado directamente al hospital después de que llegaron los servicios de emergencia. Todos los pasajeros resultaron ilesos y no hubo que lamentar ninguna desgracia.

Se informó que el conductor del autobús, Li Ming, sufrió una apoplejía después de conducir 17 horas sin parar desde Pingyang, provincia de Zhejiang. El señor Xie, que estaba tomando una siesta en ese momento, sintió que el autobús se tambaleaba y chocó contra las barreras al costado de la carretera y corrió al frente para tomar el control.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:

En declaraciones a la radio de Zhejiang, Xie explicó: “El autobús zigzagueaba como una serpiente. No tuve tiempo de ponerme los zapatos y corrí a ver qué pasaba”.

El salvador Xie junto con otro pasajero, Wu Yueping, lograron tomar el control del volante y detener al autobús a un costado de la carretera. Junto con otros pasajeros, ayudaron al conductor a bajar del autobús mientras esperaban que llegaran los servicios de emergencia.

Xie declaró: “Sentí que el autobús chocó contra la barrera, así que pensé que el conductor se había quedado dormido y quería despertarlo. Luego vi al conductor completamente inconsciente, colgando del cinturón de seguridad. Si no fuera por el cinturón, se habría caído directamente al suelo”.

“Estaba tan conmocionado que ni siquiera podía emitir un sonido para pedir ayuda. Todo lo que quería hacer era estabilizar el volante. Tuvimos mucha suerte de que no hubiera otros vehículos cerca de nosotros durante el minuto en que el autobús estuvo fuera de control”.

El conductor, el señor Li, fue enviado a un hospital cercano para recibir tratamiento, y actualmente se está recuperando del ataque. El señor Xie, por su parte, concluyó: Unos tres o cuatro pasajeros realizaron RCP al conductor hasta que recobró la consciencia y se lo llevaron en camilla.

Go Crazy Dancing GIF by Party Down South - Find & Share on GIPHY

Xie y Yueping ahora son aclamados como héroes por la valiente intervención en el autocar, donde salvaron a más de 30 pasajeros que estaban a bordo.

A vosotrxs, ¿qué os parece esta historia? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, claro.