Kiko Rivera (@riverakiko) está muy de moda. El músico y productor, hijo de la mítica Isabel Pantoja se ha ido labrando, poco a poco, una carrera en el mundo de la industria que le ha valido el reconocimiento de muchos (y las críticas de otros tantos). Hoy en día es toda una personalidad, sobre todo en las redes sociales, donde cuenta sus seguidores de mil en mil.

Hace unos meses nos contaba que estaba pasando un mal momento. Una gran depresión había asolado su ser y, desde las sombras, nos anunciaba que, poco a poco, lucharía para volver a la luz. Esa era una lucha a la que tenía que enfrentarse solo y, como hemos podido ver recientemente, Kiko ha sabido luchar contra el dragón de las tinieblas que lo atormentaba.

Recientemente o hemos podido ver de vuelta (después de una corta ausencia) y, desde entonces, todo son buenas noticias para el joven artista. Todo empezó con su recuperación física después de hacerse la operación estomacal, con la cual buscaba perder peso.

Como vimos hace unos pocos días, ahora luce hasta tableta de chocolate y está en mejor estado físico de lo que ha estado en toda su vida. Nuevos proyectos musicales por venir y, por lo que podemos ver, la felicidad se va cerniendo sobre él.

Esta misma mañana el productor nos escribía en su cuenta de Instagram: «No lo pienses…Vive, Ríe,Ama,Perdona,Disfruta la vida y sé Feliz porque el tiempo pasa y las oportunidades se van. Buenos días 🌏 #newlife #kikorivera#romanticstyle #music». Sabias palabras.

Pero lo que ha revolucionado las redes sociales no ha sido este precioso mensaje lanzado al mundo de forma altruista, no. Lo que realmente ha dejado a todos sus seguidores (y al mundo en general) impactados, ha sido la imagen que compartió ayer por la mañana.





El bueno de Kiko, por lo que se ve, tenía que ir al oculista y se ha vuelto para casa con un regalito: una buena montura entre ceja y ceja. Aquí os dejamos la instantánea.

«Pues si! Hoy he estado en el oculista y definitivamente me han puesto gafas

Los casi medio millón de seguidores en Instagram han alucinado muchísimo con el nuevo aspecto del cantante. En poco más de un año, ha pasado de ser una persona, a ser otra completamente diferente.

Son muchísimas las personas que se han alegrado de este cambio y eso lo reflejan los casi 9.000 ‘likes’ que la imagen ha conseguido en menos de un día de publicación. A esto, por supuesto, hay que sumarle los cientos y cientos de comentarios que le han dejado, muchos de los cuales no tienen desperdicio.

«¡Pues te favorecen!», «Bienvenido a la familia de gafas. Te quedan bien», «Qué cambiado estás… Entre lo delgado que estás y esas gafas no pareces tú», «Di que si, estas cambiando un montón», «Se te ve muy bien» o «Cuídate, tiene una familia genial» son solo alguno de los regalitos que sus seguidores le han dejado.





Así pues, Kiko parece estar de enhorabuena: amor, salud y, por lo tanto felicidad. Solo hay que echar un vistazo a su feed para comprobar que el menor de los Rivera ha ‘vuelto a nacer’. Esperemos que siga por este mismo camino y no vuelva a pasar ninguna dificultad como la que pasó hace tan poco tiempo.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este cambio de imagen? ¿Creéis que está mejor así o como estaba antes? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes. 

Fuentes: Hola, Diez Minutos.