Jon Kortajarena lleva ya más de 15 años siendo uno de los rostros más reconocibles del panorama de la moda internacional. El bilbaino de 33 años ha sabido ganarse el corazón de todo el mundo y, hoy en día, es extraño no verlo en la mayoría de grandes pasarelas desfilando para algunas de las marcas de ropa de diseño más importantes del mundo. Una carrera labrada a base de muchísimo trabajo que, como veremos hoy, puede estar a punto de tocar fin.

“Yo cuando era adolescente quería ser actor, siempre fue un plan de futuro y cuando conseguí la oportunidad no me lo pensé, me metí de cabeza”. Con esta frase Jon abre la puerta que todo el mundo temía: está a punto de debutar en el medio audiovisual y el momento decisivo se acerca.

Estas declaraciones las realizó a raíz del estreno de La verdad, la serie de Telecinco en la que el modelo tiene un papel protagónico y que lleva años dando vuelta sin ver la luz (hasta ahora).

Anteriormente, Jon ya había participado en alguna que otra producción y pudimos verlo en Un hombre soltero o en algún que otro videoclip de Madonna. Pero Jon afirma que este ha sido el papel que, definitivamente, le ha abierto los ojos y lo ha reafirmado como un actor de vocación.

“Me dio seguridad como actor, seguridad para pensar que puedo ser protagonista. Me ha abierto muchas puertas a nivel personal. Nunca he sentido prejuicios por ser modelo. Creo que el truco es que dentro de mí siento que no estoy actuando para poner mi ego en otro sitio ahora que se me acaba la moda”, afirmaba el ahora actor en la presentación de La verdad.

Explicaba también que, al principio, el mundo del cine lo intimidó un poco, ya que estaba acostumbrado a tener que enfrentarse, únicamente, al objetivo de una cámara que lo iba atacando con su inofensivo flash. Ahora, en el plató de una gran producción, está todo el tiempo rodeado por mil personas con mil funciones diferentes. Para él, ha sido un cambio radical.

“La moda es muy individual, y es mucho de pretender ser el hombre perfecto que no voy a ser, que no quiero ser, y que es una aspiración inalcanzable. Y aunque tú sepas que eso no es así, simplemente las expectativas de tu alrededor, te crean una frustración muy fuerte, que con el tiempo aprendes a llevar con salud. Pero en la interpretación no necesito ser el hombre perfecto. Mis defectos, mi vulnerabilidad, mi inseguridad la puedo utilizar para enriquecer mi trabajo”.

Él es consciente de que en el mundo de la moda todo es pasajero y que depende muchísimo de su físico, por lo que ve en el mundo del cine algo más ‘a largo plazo’: “Como modelo estoy en uno de mis mejores momentos. Pero la interpretación me permite preocuparme ya no solo por el físico, sino por algo emocional”.

A pesar de todo esto, descarta renunciar por completo a la moda (de momento), aunque es consciente de que esta, cada vez, ocupará menos lugar en su vida y que, progresivamente, estará más metido en el mundo de la interpretación.

Actualmente está promocionando La verdad, pero, próximamente, estrenará también The Aspern Papers junto a Vanessa Redgrave y, actualmente está en proceso de filmación de Lo nunca visto con Bárbara Lennie.

Instagram también le ha dado un gran impulso en lo que a probar nuevas formas de expresión se refiere ya que, al principio, era muy reacio a probar esta plataforma, ya que la consideraba como una forma de ‘violar su intimidad’.. Pero hoy, con sus 1,7 millones de seguidores, ve en ella una importante herramienta de comunicación. Es de sabios evolucionar.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta decisión? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis encontrar otros que os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos).