Raro es encontrar una persona que no critique el sistema educativo español y como se imparte el conocimiento. Nos quejamos de los horarios, de los profesores, de los alumnos, de las materias, etc. En resumen, nos quejamos de todo.

Pero hay que aprender a valorar la labor que realizan muchos profesionales que, motivados por su trabajo y por sus alumnos, intentan esforzarse cada día para que el aprendizaje de sus estudiantes no solo consista en superar exámenes, sino en que sea eficiente, indoloro y, sobre todo, que no suponga un estrés para los que están aprendiendo en vez de un motor que les motive.

Y es que el tema de evaluar con exámenes siempre ha generado mucha polémica. Por un lado están los que opinan que hay que evaluar a los alumnos de alguna forma “imparcial” y luego hay quién cree que los exámenes solo causan estrés y confusión a los alumnos y que realmente no sirven para aprender.

Todo esto en el contexto que estamos viendo a día de hoy, unas semanas durante las cuales los estudiantes de España están realizando la selectividad en distintas comunidades autónomas.

Precisamente por eso hemos querido destacar unas recomendaciones que un docente ha incluido en un examen suyo.

Javier Díaz Castor es un profesor de la Universidad de Granada que, viendo que sus alumnos sufrían mucho durante los exámenes, ha decidido adjuntar una serie de consejos para calmarlos. Un joven llamado Néstor Peñáte @nestorps97 ha compartido, a través de Twitter, la hoja del examen donde estaban esas recomendaciones.

En el texto, el profesor se mostraba abierto y dispuesto a ayudar a sus alumnos en aquello que fuera necesario y destacaba que los exámenes solo mostraban el conocimiento que esa persona tenía en ese mismo instante y para poder evaluar donde es necesario hacer hincapié y que temas necesita repasar cada uno. Pero, en ningún caso, son una forma (o, por lo menos, así lo ve él) de clasificar a los alumnos por niveles de inteligencia.



Sobre todo se centra en el hecho de que hay que aprender de los fracasos ya que esa es la única forma de luchar por él éxito y quien piense que el fracaso es algo evitable está muy equivocado.

La publicación ha sido compartida hasta la sociedad y solo hace que acumular comentarios y “me gusta”. A continuación, os hemos dejado escritas las cuatro recomendaciones principales que ha puesto para que los alumnos las lean antes de iniciar el examen para que podáis valorarlo por vosotrxs.

Las recomendaciones a los alumnos

Algunos de los consejos que el profesor ha dado a sus alumnos son los siguientes:

  1. Estoy convencido de que conocéis las preguntas… Confiad en los conocimientos que habéis recibido y en vuestro trabajo”.

2. Soy consciente de que estás [email protected], y que tienes más asignaturas, pero puedes hacerlo. Si te ‘atascas’ pregunta yo intentaré guiarte”.

3. Por favor, evitad en la medida de lo posible la descarga simpática y el estrés”.

4. Si el resultado no es el esperado por ti, podrás mejorar en sucesivas convocatorias y te servirá para saber qué conocimientos debes reforzar”.

Además, después de estos cuatro consejos, dejó otro texto para leer después del examen en el que valoraba su experiencia como profesor y tendía una mano hacia los alumnos para que la relación entre docentes y estudiantes sea algo emocional y no solo una especie de diferencia jerárquica.

A continuación, os dejamos el documento completo para que lo podáis leer en su totalidad (aunque necesitaréis darle un poco al zoom).

¿Os gustaría tener un profesor así? ¿O preferís uno de esos que nos os ponen cara para que nos se dé cuenta de que habéis faltado en clase? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook. 



Si os ha gustado este artículo, más adelante os dejamos otros enlaces para que podáis seguir disfrutando de noticias de interés.