La protagonista de nuestra historia de hoy es una niña británica de apenas 13 años de edad que, lo que no tiene en años, le sobra en talento, como vosotrxs mismxs podréis comprobar a continuación cuando veáis, con vuestros propios ojos, su brutal actuación.

Courtney Hadwin dejó a todo el mundo con la boca abierta de par en par al interpretar, de una forma bastante particular (y con una coreografía a la altura), la mítica canción Hard to Handle de Otis Redding.

El jurado no podía creerse lo que estaba viendo y escuchando. El público no dudó en saltar de su asiento y ponerse de pie a cantar y a aplaudir lo que estaban presenciando. Un derroche de talento y carisma que, en pocos segundos, invadió por completo el plató del programa.

Lo que más sorprendió de todo fue su particular voz. Tanto fue así, que el exigente Howie Mandel, la comparó en directo con la no menos mítica Janis Joplin… Casi nada ¿no? Como no podía ser de otra forma, la decisión ya estaba tomada.

Este mismo miembro del jurado fue el encargado de darle al botón dorado, haciendo que la joven pasase directamente a la final del programa, donde podrá optar por un millón de dólares aunque, después de esta actuación, pocas cosas están tan claras como que el futuro de la joven en el mundo de la música está asegurado.

Según las palabras de la propia Courtney, que el jurado le ‘otorgase’ el botón dorado fue «más que un sueño hecho realidad» y es que, por lo que nos contó su padre al principio del programa, la música lo es TODO para ella.

Pero no tenía de qué preocuparse: a pesar de que, al principio, la joven estaba bastante tímida y apenas podía pronunciar palabra, cuando empezaron a sonar los primeros acordes de la pieza, todo cambió por completo.

Ella pasó de estar abajo del todo, a lo más alto a lo que se puede aspirar. Evidentemente a ella le queda mucho camino por recorrer y no sería la primera vez que una promesa de estrella acaba estrellada, pero somos optimistas.

Simon Cowell, conocido por sus feroces críticas a los participantes, también estaba alucinando. A lo largo de toda la actuación, tenía cara de no entender lo que estaba pasando. Según sus propias palabras, la joven era toda una ‘leona’ cuando cantaba.

«¡Ay mi Dios! Tu no eres de esta era», afirmaba Mandel quien, además, lamentó no tener su propia compañía discográfica para ofrecerle un contrato de inmediato. El talento era incuestionable bajo cualquier mirada.

Tyra Banks también tenía algo que decir: «Estuviste absolutamente increíble. Nunca he visto algo así en mi vida». La joven no pudo aguantarse las lágrimas ante tal exhibición de admiración y solo pudo agradecer al jurado con una breves palabras en su Twitter: «Muchas gracias Howie Mandel. Estoy muy feliz y no puedo estar más agradecida».

Su padre también estaba muy contento y salió a abrazarla al escenario al final de todo. Según él, su hija tiene muchas dificultades para socializar con la gente y solo consigue expresarse a través de la música.

Aquí os dejamos el vídeo con la actuación:

Cournet había sido vista ya 2017, cuando la menor se presentó en la edición anual de La Voz Kids, donde no logró alzarse con la victoria… ¿lo conseguirá ahora?

A vosotrx, ¿qué os ha parecido su actuación? ¿Estáis tan alucinados como nosotrxs? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes… o eso esperamos, ya que los hemos escrito con muchísima ilusión.