La vida está conformada por sueños. Cerrar los ojos e imaginarnos la vida que realmente deseamos es parte de nuestro día a día. La naturaleza nos ha dotado de la capacidad de, si es así nuestra voluntad, vivir nuestra vida añorada dentro de nuestra cabeza. No es la realidad, esto es así por más que nos duela. Pero es algo y, como diría aquel, peor es nada.

Muchas personas, por ejemplo, habrán fantaseado, durante largos días e interminables noches, con estar con su actor o actriz favorita. No necesariamente tiene que tratarse de un pensamiento con connotaciones sexuales; las mentes no siempre son tan ‘perversas’.

Adult Swim Dreaming GIF by Rick and Morty - Find & Share on GIPHY

En muchas ocasiones, puede que las personas solo se imaginen compartiendo su tiempo con ese ídolo tan amado. En la realidad sería imposible si quiera acercarse a él o ella pero, en tu cabeza, todo es posible, por lo que la ‘realidad’ toma una nueva dimensión que, en cierta forma, nos conviene.

Exactamente esto es lo que le pasó a nuestro protagonista de hoy… solo que él decidió llevarlo ‘un nivel’ un poco más arriba y para reforzar sus fantasías con la modelo de sus sueños, intentó ‘introducirse en su vida’ mediante oscuras técnicas de fotografía… ahora lo entenderéis.

La ‘víctima’ de este alocado ruso ha sido Emily Ratajkowski. Él consiguió ‘entrar en su día a día’ a través colarse en sus fotos más íntimas. Para ello, se valió del noble arte del ‘photoshopear a saco’, consiguiendo un resultado bastante aceptable.



Este joven ruso ha llenado su perfil de Instagram de una inmensa cantidad de montajes que han hecho de las delicias de los internautas. Además, el joven ‘hijo de la madre Rusia’, etiqueta  a la modelo en cada una de sus publicaciones… ¿qué pensará su marido, Sebastian Bear-McClard de esto?

La cosa empezó un año atrás. El bueno de Vladimir (como lo llamaremos a falta de conocer su verdadero nombre… aunque es verdad que, sabiendo su usuario de Instagram, @maxgluxix454, podríamos deducir que su nombre es Max… pero en internet nunca se sabe, por lo que cerramos ya este paréntesis que no está quedando muy largo) publicó su primera foto y el éxito llegó solo.

Si echáis un vistazo en su perfil, veréis que ha conseguido bastante notoriedad y que, a pesar de no tener muchísimos seguidores, sus imágenes, sus ‘obras de arte’ están rulando por toda la red. La gente les deja comentarios en sus publicaciones y ‘likea’ la foto como si no hubiera un mañana.

Como la gente lo ha animado en su ‘alocada empresa’, el joven se ha animado y cada vez son más las imágenes que comparte junto a su modelo favorita. Es cierto que, en algunas de las fotos, se ve muchísimo ‘el cartón’ del montaje. Pero, por qué no decirlo, algunos de los montajes son bastante buenos y, casi casi, dan el pego (solo el ojo experto podrá detectarlas).

Quitémonos las máscaras: las fotos son impresionantes. Para qué tanto arte contemporáneo y cuadros que no se entienden en absoluto. Lo que Vladimir, o Max, o como carajo se llame, ha conseguido es llevar la cutrez a un nivel que roza lo divino.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este regalo a la humanidad que el bueno de Vladimax nos ha hecho? ¿Creéis que se puede superar tal nivel de perfección? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo y, al igual que nosotrxs, os apasiona el arte más ‘vanguardista’, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes (o eso esperamos, claro). 

Fuentes: Unilad, LadBilbe.