A menudo, es muy difícil detectar los casos de abusos sexuales debido a la relación que se crea entre el agresor y la víctima. Los más pequeños no suelen saber qué es lo que en realidad está ocurriendo y siguen la corriente a la persona que los está manipulando.

Cuando se detecta suele ser debido a ciertas conductas que muestran los infantes que han sido abusados, ciertas reacciones o detalles en sus relaciones sociales que un experto en psicología u otro tipo de profesional podrían identificar como posibles indicios.

Además, hay ocasiones (cada vez menos) en que el propio entorno familiar es el que protege al agresor para, con una lógica sin sentido, proteger la familia.

Pero, recientemente, ha salido un caso que ha destacado por la forma en la que se han revelado los abusos, la manera en la que la víctima ha explicado lo sucedido y como ha expresado el dolor sufrido.

Una niña de catorce años ha contado su historia a través de una poesía escolar y, a raíz de esta revelación, el padre ha sido detenido por presuntos abusos sexuales.

Ha sucedido en las Islas Baleares, donde se encuentra la escuela donde la joven explicó que había sido violada por su progenitor en repetidas ocasiones y a lo largo de seis años, pero lo que más destaca de su texto es que, entre sus lamentos, se quejó de que, cuando lo contaba, nadie la creía.

Obviamente, cuando sus profesores leyeron dicha poesía, activaron el protocolo que tienen estandarizado para casos como este. Así que, una vez estuvieron informadas las personas del centro educativo que debían saberlo, se pusieron en contacto con la Guardia Civil que, rápidamente, se encargó de detener al padre.

El hombre de mediana edad pasó esa primera noche en el calabozo, según indica el Diario de Mallorca. Al principio del proceso de detención se negó a declarar, pero, una vez puesto a disposición judicial, negó los hechos que la niña había relatado en su poema.

Los periódicos locales indican que, finalmente y de forma provisional, la Justicia decretó su libertad, pero, lejos de dejar la niña a merced de un sospechoso de abusos, han tomado ciertas medidas cautelares que empiezan por una orden de alejamiento.

Actualmente, hay agentes que están investigando el caso y, sobretodo, se centran en las declaraciones e interrogatorios a las personas y familiares más próximas a la menor. Y también usando el poema a través de la cual intentan conseguir nuevas pistas que revelen la verdad .

 La niña residente en la comarca de Ponent, explicó que los abusos siempre se producían cuando se quedaban los dos solos en casa y que por eso nadie lo sabía.

Lo más preocupante de este caso es que el hombre ya fue detenido con unos cargos similares en 2013 y, en ese momento, fue juzgado y puesto en libertad. En ese caso en concreto fue acusado por presuntamente haber abusado de la que era su hermanastra.

La acusación se realizó por unos actos que, según la acusación, se habían cometido en 2007, 2008 y 2009, pero no se pudo probar la culpabilidad del señor que fue absuelto por la Audiencia Balear. A día de hoy, cinco años más tarde, este hombre vuelve a enfrentarse a una situación muy similar a la que se vivió en el pasado.

¿Qué opináis de este caso tan complicado? ¿Cómo creéis que debería abordarlo la justicia? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha parecido interesante esta noticia y queréis seguir leyendo, más abajo os dejamos otros enlaces con más artículos que seguro que os gustarán tanto como este (o más).