Los sueños, por más que estén en nuestra cabeza, son bastante más inaccesibles de lo que pensamos. La vida real no es como la película ‘Origen’, aquella en la que Leonardo DiCaprio se metía en los sueños de las personas con una máquina como quien iba al dentista. Eso sí: que sea más complicado, no quiere decir que sea imposible… y ahora lo entenderéis.

Hoy queremos recuperar una investigación hecha por la Universidad de Adelaida, en Australia. En esta se recogía que, según su estudio, si se aplicaban una serie de técnicas concretas en el orden adecuado, se podía llegar a tener una gran probabilidad de éxito a la hora de controlar nuestro sueño.

Joseph Gordon Levitt Inception GIF - Find & Share on GIPHY

Hasta ahora, los pasos que se estipulaban para llegar a controlar nuestros sueños eran más complejos y largos. Debíamos llevar un ‘Diario de sueños’, hacer pruebas de realidad a lo largo de la jornada, incubar sueños repitiendo frases concretas o preparar nuestros próximos sueños lúcidos.

Estos métodos, aunque pueden resultar eficaces, son bastante complejos de llevar a cabo y es fácil saltarse uno de los pasos, mandando así todo el proceso al garete. Por ello, hemos querido compartir este método más ‘condensado’.

Morgan Freeman Dreaming GIF - Find & Share on GIPHY

El doctor Denholm Aspy de la Facultad de Psicología de la Universidad de Adelaida, afirma que los otros métodos tienen un porcentaje de éxito bajo. Este método sería más efectivo y eso se desprende de los resultados del estudio, los cuales, además, arrojan esta guía de tres pasos que, en principio, os debería llevar a que convirtáis vuestra vida en un sueño (literalmente).

Método a seguir:

1Prueba de realidad

Animation Domination Dreaming Gif By gif - Find & Share on GIPHY

El primer paso sería hacer pruebas constantes de realidad. En estas, lo que debemos hacer es ir revisando nuestro entorno para comprobar que, efectivamente, estamos en la realidad y no en medio de un viaje onírico. Una vez nos acostumbremos, llevaremos esta práctica al sueño de forma involuntaria y ahí podremos ‘delatar al sueño’ y tomar consciencia, en ese preciso momento, de que esa no es la realidad.



2Despiértate y duérmete

Cuando lleves cinco horas durmiendo, despiértate con la ayuda de algún aparato. Luego permanece despierto un breve periodo de tiempo antes de volver a dormirte y, de esa forma, conseguirás entrar directamente en la fase REM, momento en el cual es más probable que ocurra un sueño.

3MILD

Estas siglas, en inglés, sirven para señalar la ‘inducción mnemotécnica de los sueños lúcidos’. La cuestión es que, al despertarnos después de 5 horas, debemos ser muy conscientes de que nos estamos ‘volviendo a dormir’ y, para ello, podemos repetir la frase: «La próxima vez que esté soñando, recordaré que estoy soñando». De esa forma, también debemos figurarnos en un sueño lúcido, solapando el estar despiertos y el sueño real.

Los resultados del estudio fueron muy positivos y, de las 47 personas que se sometieron como sujetos de prueba, el 17% consiguió con éxito tener sueños lúcidos en la primera semana.

La clave, por lo que se pudo descubrir, es dormirse lo antes posible una vez no hayamos despertado después de cinco horas de sueño. Los sujetos que se durmieron en los primeros cinco minutos, consiguieron llegar al sueño lúcido en un 45% de las ocasiones.

Lo que se consigue con la técnica MILD es activar la llamada ‘memoria prospectiva’. Esta consiste en nuestra capacidad para recordar cosas que tenemos que hacer en el futuro. Recordar de forma contante que tiene ser consciente de que estas en un sueño, hará que, efectivamente, lo recuerdes, aunque estés dormido.

Motivational Shia Labeouf GIF - Find & Share on GIPHY

El investigador a cargo del estudio también destaca que los sueños lúcidos no tienen una implicación negativa en la calidad de nuestras horas de sueño. De hecho, se destaca que este tipo de técnicas puede ayudar a personas que sufran de pesadillas constantes. Nosotrxs, además, añadimos que es algo tremendamente divertido.

¿Habéis tenido algún sueño lúcido en vuestra vida? ¿Os ha funcionado esta técnica? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos. 

Fuentes: Psicología y mente, 20minutos.