A la mayoría nos gustan los acertijos, incluso aquellos que se cansan y desisten rápido sienten la necesidad de, por lo menos, escucharlo para poder decidir si les vale la pena el esfuerzo de intentar descubrir la respuesta.

De hecho, las adivinanzas han logrado sacar a más de uno de un apuro, sino que se lo pregunten a Bilbo Bolsón, que se hizo con el anillo único y esquivó la muerte a manos de Gollum.

Y si antes se transmitían casi siempre de forma oral, actualmente, de alguna manera,  sigue siendo así. Pero en vez de contárnoslos unos a otros, los acertijos vuelan por Internet como retos dispuestos a poner a prueba la sociedad (puede que estemos dramatizando un poco).

Recientemente, ha habido un «problema» que ha estado circulando de forma masiva por Instagram y que, en su propio título, desafía a los usuarios a resolverlo en el menor tiempo posible y a pensar rápido la respuesta.

Los acertijos son un contenido que abunda bastante en esta red social, sobre todo en las Stories, ya que el formato de estas permite plantear la pregunta y la respuesta en distintos espacios y en pequeños lapsos de tiempo. De hecho, son tan frecuentes que incluso hay páginas especializadas en ello.

En este caso, la pregunta que plantea es la siguiente:

«Ahora piensa rápido, sigue el juego, ¿cuál es la última letra de abecedario? El 99% falla»

Por tonto que parezca, ese «99% falla», es clave para estimular a la gente para que intente hallar la respuesta. En cierto modo, quiere que intentes descubrir si formas parte de la mayoría o si eres realmente especial, de hecho, de alguna forma, actúa como un clásico «¿A que no hay huevos?» o como cuando le dijeron a Zidane que 3 Champions League seguidas era algo imposible de conseguir.

Obviamente, como algunxs habréis deducido nada más leer el enunciado, tiene trampa y no se trata de la que, tradicionalmente, es la última letra. Aquellos que hayáis pensado de primeras que es la Z, puede que estéis demasiado influenciados por Dragon Ball o que seáis un poco ingenuos, de los que se quedan mirando el dedo en vez de el lugar donde señala (todo dicho desde el amor y el cariño).

La solución es bastante simple y no es otra que la letra «O». Si volvéis a leerlo, os fijaréis en que la frase está formulada de forma que pide cual es la última letra de abecedario y no cual es la última del abecedario.

Exacto, este es de esos acertijos que, en caso de no haberlo acertado, nos hace rabiar por la estupidez de la respuesta. Pero en realidad se trata únicamente de una cuestión de comprensión lectora, solemos ver aquello que creemos lógico, de esa forma obviamos ese cambio en la preposición de/del y, para decirlo finamente, nos comemos el troleo de esa adivinanza con patatas.

Al ser un reto viral recomendamos que, si has contestado correctamente, subas el mismo acertijo a Instagram donde puedes mencionar a la persona que te lo ha enviado o el lugar  de donde lo has leído, también puedes mencionar a tus amigos o amigas que deseas que lo intenten.

También, ahora que lo sabes, tienes la opción de volver a la tradición oral y explicárselo a la gente que conozcas sin que esté Internet de por medio. El único problema es que te la juegas a que la rabia que siente la otra persona cuando no acierta caiga encima de ti. Así que tu mismx.

¿Habíais visto este reto en Instagram? ¿Lo habéis sabido resolver? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, más abajo os dejamos otros enlaces con más noticias que seguro os resultarán interesantes.