El mundo empresarial es una selva peligrosa donde todo puede salir mal. Por mucho esfuerzo y dedicación que le pongas todo se puede ir al garete con una tormenta repentina y el trabajo no siempre es recompensado.

En cambio, las grandes ideas, a veces, logran abrirse paso en este sector de forma sorprendente y aplastando rivales, solo es necesario tener esa idea clave que logre conectar con la gente de la forma idónea. A continuación, os dejamos 10 ideas/productos/inventos/servicios que terminaron valiendo millones.

1Post It

Spencer Silver creó un pegamento que no pegaba bien. Esto podría parecer un fracaso (de hecho, lo fue) pero un colega decidió usarlo para impedir que los marcapáginas que usaba para que sus libros se cayesen.

Entonces descubrieron que, en realidad, se pegaba muy bien sobre el papel y que, además, se podía despegar con facilidad y sin dañarlo.  Hoy en día Post It es de esos productos que directamente son conocidos por el nombre de la marca.

2Muellín (Slinky)

Este famoso juguete no fue inventado por Homer, pese al parecido con su personaje Olímpico, sino que lo creó un ingeniero naval llamado Richard James que nunca quiso venderlo a más de un dólar para que fuese accesible para los niños más pobres. De todos modos, el karma le devolvió el favor porque, pese a las imitaciones, se han vendido más de 300 millones unidades durante los últimos 60 años.

3La piedra mascota

Todos hemos tenido que escuchar a amigos y familiares quejarse de sus mascotas así que un empresario, a medio camino entre una broma y una genialidad, decidió vender piedras como mascotas. Las rocas hacen compañía sin necesidad de que las saquemos a pasear, sin que enfermen y sin que gasten dinero, así que su creador Gary Dahl logró amasar 15 millones gracias a esta mascota que se puso a la venta el 1975.

4The Million Dollar Homepage (La página de un millón dólares)

Un joven americano necesitaba dinero para terminar sus estudios (cosa bastante normal) y, con solo 21 años, decidió crear una página muy curiosa con una resolución de 1000 x 1000 píxeles. Alex Tew puso a la venta cada píxel por un dólar en bloques de 10×10 para que los compradores lo usaran como quisiesen.

Esta idea tan peculiar atrajo a muchas personas en la época en que la “viralidad” empezaba a aparecer y en solo cuatro meses vendió el millón de píxeles ganando un millón de dólares.  Así que suponemos que Alex habrá podido pagar su universidad y la de sus hijos.

5iFart

Hoy en día cuesta entender el mundo sin aplicaciones móvil, pero estas son algo relativamente nuevo. Así que, aunque actualmente se creen programas capaces de jugar a Pokémon mientras te recomiendan los mejores restaurantes de la zona, la realidad es que, al principio, lo que lo petaba en la App Store era una aplicación para imitar el sonido de una flatulencia. Durante un tiempo, el creador de la app estuvo recibiendo 10.000 dólares al día a base de pedos.

6Dell

Los ordenadores solían ser muy caros, sobre todo los portátiles, pero Michael Dell se dio cuenta de que, en gran parte, era por culpa de intermediarios y tiendas, así que decidió obviarlos y vender sus máquinas directamente al cliente convirtiéndose, en 2001, en el mayor vendedor de PCs del mundo.

7Pañales desechables

Como las mujeres eran retenidas y “obligadas” a encargarse de la casa, no había muchos inventos destinados a hacerles la vida más fácil. Es por eso que, aunque parezca imposible, no se crearon pañales desechables hasta 1951 gracias a la inventora Marion Donovan. Antes todos eran de ropa y debían lavarse por separado ya que, si los ponían en la colada, la ropa se convertía en un Jackson Pollock fecal.

8Twitter

Por mucho que en los últimos tiempos no tenga tantos usuarios activos, Twitter es una red social de nicho especializada en la información. Sus creadores vieron que menos es más y decidieron limitar el número de caracteres en los mensajes de su web, construyendo así  el coloso y el referente entre las redes sociales que es a día de hoy.

9Cartas de Santa Claus

Una de las mejores estrategias comerciales del mundo moderno consiste en hacer que los padres compren cosas para los más pequeños que parecen morir de ilusión. En este caso, una empresa registró una dirección postal en el Polo Norte (hicieron un poco de trampa porque era la parte de Alaska) para enviar a los niños cartas personalizadas hechas por Santa Claus, unas cartas que les costaban 10 dólares a sus padres y que han  hecho ricos a Santamail.

10Venta de estrellas

Hay algunas ideas para hacer dinero que juegan con la ingenuidad de ciertos clientes. No se sabe quién lo empezó, pero hay varias páginas de venda de estrellas cuando estas no son de nadie ni se pueden vender.

Parece una estrategia un poco vil, pero la verdad es que en los propios certificados de propiedad pone que ese registro es algo simbólico, así que, si la gente está dispuesta a pagar ochenta euros por un trozo de papel ¿Quién somos nosotros para aguarles la fiesta?

¿Cuál de estos inventos o ideas os parece la mejor? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo, más abajo os dejamos otros enlaces que seguro que os resultan interesantes (os lo juramos por la vida nuestra piedra mascota).