Esta es una de las frases más escuchadas en la historia del rock. La hemos leído y escuchado en miles de sitios haciendo referencia a un montón de cosas bastante imprecisas, pero ¿sabemos realmente quién es el ‘Quinto Beatle’? ¿Existió realmente o se trata solo de una leyenda del mundo de la música?

The Beatles eran tan solo cuatro integrantes: Eran John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr y, sobre este tema, poca cosa podemos rebatir. Entonces, ¿de dónde nace la creencia tan extendida y tan incierta?

El término nació en 1963, cuando The Beatles se desplazaron a los Estados Unidos para intentar ganarse la aceptación de la primera potencia mundial de aquel momento. El cuarteto llevaba ‘pocos años en el rodeo’ como grupo de música y aún no se habían convertido en las cuatro leyendas que se convertirían más tarde.

La experta en la banda, Stephanie Fremaux, de la Universidad de Birmingham, defiende que: “Parte de la mitología dice que el disc jockey estadounidense Murray the K fue el primero que se hizo llamar a sí mismo el quinto Beatle. Probablemente lo hizo cuando estaba promocionando la primera gira del grupo en el país en 1964 y tocaba su música en la radio”.

quinto beatle

Poco ‘mágico’, ¿no?

¿Qué opinan los integrantes de la banda sobre el quinto Beatle?

Pero, según McCartney, el verdadero ‘Quinto Beatle’ era otra persona muy diferente: “Si alguien se ha ganado el título del quinto Beatle es George”, escribía Paul en su blog haciendo referencia a George Martin, quien fuera productor de la banda.

El periodista musical Paul Gambaccini también coincide con la versión McCartney: “En lo que se trataba de sus grabaciones, George era el quinto Beatle. Él estaba interesado en crear una pintura, una obra de arte en lugar de una foto. Deseaba ayudarles a lograr lo que ellos querían expresar, no sólo capturar sus ejecuciones”, explica.

Pero Gambaccini aporta algo muy interesante: “Sin embargo, Neil Aspinall, (su road manager) fue el quinto en lo que se refería a sus arreglos y sus itinerarios”. Es decir, el quinto Beatle sería alguien que, sin estar en primer plano, era parte fundamental del éxito de la banda.

George Harrison también tenía su particular ‘versión de los hechos’ y, cuando se le preguntó al respecto en 1988, afirmó que, para él, tanto Aspinall como Derek Taylor (el encargado de relaciones púbicas) eran los ‘quintos Beatles’.

Volviendo a Fremaux, esta afirma que es imposible determinar que el ‘quinto Beatle fuese una sola persona: “No creo que haya un quinto Beatle definitivo y único, pero pienso que algunos se merecen el título más que otros, como George Martin y Brian Epstein”, afirma.

“Cuando los Beatles llegaron por primera vez a Londres para presentarse a una audición, no estaban pulidos. George Martin les ayudó a desarrollar su sonido. Brian Epstein no se dio por vencido hasta que logró un contrato para la banda y les ayudó a mejorar su presencia en el escenario”.

Hay otros candidatos

Según Fremaux, hay que tener en cuenta a otros exintegrantes como Stuart Sutcliffe, quien estuvo en los inicios como miembro oficial: “Sutcliffe compró un bajo y tocó con el grupo en Hamburgo. No tocaba muy bien y solía pararse dando la espalda al público. Renunció poco después. Tenía un papel pequeño pero fue uno de los miembros originales de la banda”.

Antes de Ringo Starr también hubo vida, por lo que no deberíamos olvidar a Pete Best, quien fue despedido en 1962 antes de contratar al que sería bautizado irónicamente como ‘el mejor batería del mundo’.

Otros baterías que, eventualmente, tocaron con la banda, fueron Andy White o Jimmie Nichol, quien remplazó a Ringo en un momento en el que este se dio de baja por enfermedad en 1964.

Uno de los candidatos más fuertes es Billy Preston, quien ofrecía el teclado en muchas de las composiciones de la banda. Tanto fue así que, en 1969, con el lanzamiento de Get Back, se le incluyó en los créditos como “Los Beatles con Billy Preston”.

quinto beatle

Un misterio que nunca se resolverá

John Lennon tenía muy claro que, para entender a The Beatles, solo había que pensar en The Beatles; cualquier persona individual era otra cosa diferente: “Yo no soy los Beatles. Paul no es los Beatles. Brian Epstein no era los Beatles, tampoco lo es (el productor musical) Dick James”, explicaba en una entrevista para la Rolling Stones en 1971.

“Los Beatles son los Beatles. Separadamente, cada quien es separado. George era un cantante individual por separado, también con su propio grupo antes de que se uniera a nosotros, los Rebel Rousers. Nadie es los Beatles. ¿Cómo podrían serlo? Todos tenemos nuestros roles que desempeñar”.

¿Cierra esto algo o, más bien, abre muchas otras cosas?

Vosotrxs, ¿qué pensáis al respecto? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y encontrar otros relacionados que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes. 

Fuentes: SopitasBBC.