Aunque mientras haya vida habrá cáncer, la verdad es que últimamente se está reduciendo la mortalidad de ciertos tipos de este, sobre todo, gracias a la prevención y a la concienciación de la sociedad que se está realizando por parte de los organismos e instituciones centrados en la salud y, también, por parte de los propios ciudadanos.

Al ser una enfermedad que afecta a todo el mundo, se ha hecho mucha investigación al respecto y constantemente se están realizando mejoras en los tratamientos y en los equipos médicos.

Recientemente, se ha descubierto que aproximadamente el 70% de mujeres con cáncer de mama en etapa inicial y con un riesgo medio de recurrencia, podrían saltarse la quimioterapia una vez extirpados los tumores.

Esto es lo que anunciaron el pasado domingo unos investigadores de Estados Unidos de América que han estado realizando un estudio financiado por el gobierno (iniciado hace más de diez años). El Dr. Larry Norton afirmó que los resultados son muy relevantes porque unas 100.000 mujeres en EUA no necesitarán el tratamiento de quimioterapia, algo que suele resultar muy agresivo.

El estudio determinó que las féminas que recibieron únicamente terapia hormonal obtuvieron unos resultados muy similares a las que eran tratadas con quimioterapia, lo suficientemente parecidos como para pensar que no había una diferencia significativa entre uno y otro y, por lo tanto, se deduce que la “quimio” puede ser un mal trago innecesario.

La investigación fue presentada en Chicago, en una reunión de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO). Presucamnte buscaban descubrir cuál era la mejor forma de tratar a las mujeres con cáncer de mamá en etapa inicial ya que, actualmente, las tareas de prevención hacen que se suela detectar con más tiempo que antaño y, específicamente, quisieron comprobar cómo respondían a las terapias hormonales.

El test que crearon los investigadores e investigadoras asignaba una puntuación de 0 a 100 basada en la probabilidad de que el cáncer volviese durante la década posterior al tratamiento.



A día de hoy, esta forma de clasificación se suele usar en los hospitales y, a aquellas que obtienen una cifra por debajo del 10, se les indica que no necesitan realizar quimioterapia después de haberles hecho una mastectomía y solo les aplican una terapia hormonal. Pero, si están entre el 26 y el 100, reciben ambos tratamientos, tanto “quimio” como hormonas.

Lo que hizo el estudio fue asignarles de forma aleatoria los dos tratamientos a aquellas que se encontraban en el rango entre 11 y 26. Unas solo recibían terapia hormonal, mientras que a las otras les aplicaban ambas técnicas.

Los resultados exactos de la investigación determinaron que las mujeres mayores de 50 años con una puntuación entre 11 y 25 no necesitan someterse a quimioterapia, al igual que las menores de esa misma edad que tengan una puntuación entre 11 y 15.

De esa forma, pretenden facilitar la lucha contra el cáncer de muchas mujeres. Sin embargo, la quimioterapia sigue siendo el método más efectivo para tratar a las féminas con 50 años o menos que tengan una puntuación entre el 16 y el 25.

El único problema es que, actualmente, por lo menos en Estados Unidos, cuatro de cada diez mujeres con cánceres en una etapa inicial no reciben esa prueba que determina el riesgo de su cáncer. Con este estudio se pretende cambiar esa práctica y mejorar la calidad de vida de las personas que están afrontando un momento tan duro como es superar un cáncer.

¿Opináis que, a veces, se habla del cáncer de mama con menos seriedad que el resto? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha parecido interesante esta noticia, más abajo encontraréis otros artículos interesantes que seguro os gustarán.