No nos gusta entrar en estereotipos… pero lo vamos a hacer. Como bien ya sabréis, los japoneses están varios pasos por delante de nosotrxs en lo que se refiere a optimización de los sistemas de vida que llevamos. La forma que tienen de entender la sociedad es completamente diferente y, a pesar de tener que convivir en su día a día con monstruos como Godzilla o Mothra, han sabido encontrar tiempo para crear auténticas genialidades.

La evolución pasa por tener los ojos rasgados, comer mucho pescado crudo y utilizar papel en lugar de puertas y aquí os traemos la prueba de ello:

1Piensan en lo que nosotrxs no pensamos

La gran mayoría de latas de este país tienen un pequeño inscrito en braille que sirve a las personas invidentes para identificar el tipo de bebida que van a consumir.

2Civilización en el deporte

En nuestro país, cada vez que hay un evento deportivo es como si una guerra de cien años hubiese arrasado el estadio. En Japón es diferente, hasta el punto de que los aficionados llevan bolsas de basura para ayudar a limpiar el recinto después del encuentro.

3Las alcantarillas… son algo diferentes

En nuestros países las alcantarillas son poco más que tapas metálicas gigantes y funcionales; nada de fantasía. Pero los japoneses, como siempre, son diferentes y sus alcantarillas… son un fiel reflejo de ello.



4Aprovechar el agua es una prioridad

En una Tierra superpoblada como en la que vivimos, es muy importante que seamos conscientes de que los recursos que tenemos a nuestra disposición son tremendamente escasos. En Japón lo saben y, por ello, han hecho este genial invento para reciclar el agua en nuestra cisterna.

5La educación en las escuelas

Muchas escuelas no tienen servicio de limpieza. En lugar de ello, son los propios alumnos lo que se encargan de dejarlo todo como una patena.

6Pensar en las madres y los padres

En el país nipón, muchos lavabos tienen a estos llamados ‘sujetabebés’, cuya función es que puedas hacer tus necesidades con TOTAL libertad.

7La comida de los hospitales

No queremos quejarnos de las comidas que, con buena intención, nos sirven en nuestros hospitales… pero es que los que sirven en Japón, aquí en España, valdrían unos cuantos euros en un restaurante de lujo.

8El tren bala

Esta moneda demuestra la brutal suavidad con la que se desplaza el tren más veloz del mundo. Aquí vas en metro y, de los frenazos, pierdes dos empastes.

9Una nota de disculpas

En la nota pone que, por accidente, le rompió la campanilla de la bicicleta, por lo que se disculpa y le deja dinero para repararla.

10Discreción ante todo

En muchos lavabos japoneses, los inodoros son inteligentes y ofrecen la posibilidad de poner ‘ruido de fondo’, de tal forma que no debes preocuparte de que se escuche algo mientras haces tu ‘necesidades’.

11Agua cristalina

Muchos de los canales de agua de las ciudades están tan, pero que tan limpios, que pueden encontrarse carpas nadando por ellos.

12Más fácil, imposible

En los centros comerciales, la mayoría de lavabos tienen pantallas que indican que lavabos exactamente están ocupados y cuáles están disponibles. Se acabó eso de abrir la puerta que no era y encontrarse una ‘sorpresita’ dentro.

13La realidad no supera a la ficción

En Japón eso de la publicidad engañosa… como que lo tienen controlado. Lo que ves es lo que te sirven, y no le des más vueltas.

14Así nos hacemos todos un favor

Muchas marcas de chicles introducen trozos de papel en los envases para que los usuarios puedan colocar ahí los chicles usados y no los tiren al suelo.

A vootrxs, ¿qué os parecen estas ideas o iniciativas de los japoneses? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros relacionados que, con total seguridad, os resultarán igualmente interesantes.