‘La Casa de Papel’ es una de las series españolas que más lo ha ‘petado’ en la historia de nuestro país. No lo decimos por decir: Netflix ha llevado esta producción a todo el mundo y el recibimiento que ha tenido ha sido tan abrumador, que ya se ha confirmado una nueva temporada que, como cabía esperar, nos mostrará un nuevo y trepidante atraco.

Hablar de la serie de moda es hablar de estos atracadores disfrazados con un mono rojo y una máscara de Dalí. ‘El Profesor’, ‘Tokio’, ‘Denver’, ‘Nairobi’, ‘Moscú’ o ‘Río’; el boom de los nombres extraños explotará este año, de eso estamos seguros. Pero, lo que sí ha explotado ya, es la ola más predecible de todas: la de los (malos) imitadores.

GIF by netflixlat - Find & Share on GIPHY

Hace apenas unas semanas, cuatro jóvenes eran denunciados por fingir una irrupción en un centro penitenciario al nordeste de Brasil disfrazados con los tan característicos atuendos de la serie de Antena3. Se les acusa de causar alarma social y de atentar contra la seguridad.

Todo ocurrió el pasado 17 de abril cuando estos ‘youtubers’ decidieron elaborar una pieza tomando prestadas algunas ideas de ‘La Casa de Papel’ con la pura intención de hacer un sketch humorístico.

Se presentaron vestidos de los famosos atracadores en el centro de detención Cotel, en la zona metropolitana de Recife. Se acercaron, de forma supuestamente discreta, a una de las estructuras de seguridad del centro.

Esto, como cabía esperar, desencadenó una acción inmediata por parte de los cuerpos de seguridad del centro, los cuales pensaron que se estaba llevando a cabo una liberación ilegal de presos.

El fiscal del estado de Pernambuco declaraba: «Además de causar un extremo riesgo de muerte por la posibilidad inminente de que se realizasen disparos, la acción de los denunciados generó un tumulto generalizado en el Cotel, después de que gran parte de los agentes penitenciarios fueron movilizados para contener y dominar a los invasores, lo que dejó otras áreas vulnerables y causó peligro evidente al servicio prestado».



Hacer este tipo de cosas en Brasil es jugársela, ya que su sistema penitenciario es uno de los más violentos de todo el mundo. Esta fue una broma que se les podía haber ido de las manos y haber acabado no como ‘La Casa de Papel’, sino como en ‘A dos metros bajo tierra’.

Ese mismo día, los jóvenes fueron puestos bajo custodia policial y se reveló a los medios de comunicación el caso, enseñando fotos de ellos posando como si fuesen los protagonistas de la ya mencionada serie de televisión.

«No debimos bromear con esta situación de riesgo, aún menos en una cárcel. Sí, reconozco que me equivoqué, pero podrían habernos liberado porque no llevábamos armas, ni droga, ni hacíamos nada malo», declaraba Gerson Albuquerque, el presunto ideólogo de la broma.

«Y en cambio, nos quisieron ridiculizar, tomándonos fotos arrodillados, obligándonos a colocar la máscara para hacer escenas», se lamentaba en su canal de YouTube, en el cual acumula ya más de 2 millones de seguidores.

La fiscalía de Pernambuco los ha acusado de «atentar contra la seguridad del servicio de utilidad pública, desacatar a funcionarios públicos, provocar alarma o un acto capaz de producir pánico o tumulto y de corrupción de menores». Este último punto hace referencia a que uno de los implicados era menor de edad en el momento de la detención.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este caso? ¿Qué habríais hecho en el lugar de los policías? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros artículos relacionados que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes. 

Fuentes: ElUniverso, Telefenoticias.