El cine ha cambiado muchísimo a lo largo de su breve historia. En poco más de 100 años, la técnica ha evolucionado de tal forma que, si vemos dos películas entre las cuales hay solo 10 años de distancia, percibiremos muchísimas diferencias, sobre todo en el aspecto del que os venimos a hablar hoy: los retoques digitales (también conocidos como CGI).

Esta técnica, de introducción ‘reciente’ en el séptimo arte, ha supuesto el paso más grande que ha dado este formato hasta la fecha. Lo que se ha podido hacer con ella, de otra forma, habría sido imposible. ¿La prueba? aquí os dejamos un recopilatorio de cintas antes y después de la introducción de los efectos digitales… y alucinaréis.

1Smaug en ‘El Hobbit, a desolación de Smaug’

Peter Jackson nos regaló, hace muy pocos años, una nueva trilogía que nos devolvía al mundo al que ya nos había llevado casi dos décadas al pasado con ‘El Señor de los Anillos’. Su estreno fue todo un acontecimiento y, a pesar de no ser tan aclamada como la trilogía original, las aventuras de ‘El Hobbit’ supusieron un siempre bonito reencuentro con el mundo de Tolkien.

El famoso dragón que hace acto de presencia en la segunda cinta estuvo interpretado, detrás de los efectos especiales, por Benedict Cumberbatch y su espectacular voz. En la película esto ni se notaba, pero si vemos el making off, la cosa es bastante más divertida.

2El león de ‘El Lobo de Wall Street’

Esta es una de las escenas más míticas de una de las películas más locas de la filmografía de Martin Scorsese. Jordan Belfort, al que daba vida Leonardo DiCaprio en la cinta, era tan excéntrico que llegó a tener un león en su propia oficina…

El animal era real, lo que fue introducido más tarde en post-producción fue la gente que, en teoría, trabajaba a su alrededor sin inmutarse ante el felino. El domador también fue retirado del plano.




3El tigre de ‘La vida de Pi’

En esta cinta hay dos personajes protagónicos y, uno de ellos, es un tigre de bengala de unos cuantos kilos de peso. La película consigue hacernos creer que el bueno de Pi está, constantemente, en compañía del animal…

Pero la realidad es algo más triste y, si vemos las imágenes previas a la introducción del CGI… nos decepcionamos un poco.

4Los vuelos en escoba en la ‘Saga Harry Potter’




En el mundo mágico de Harry Potter ocurren cosas que, en el nuestro, serían imposibles. Dado que las películas son eso mismo: ficción, debimos buscar una solución al hecho de que, al menos por ahora, no hemos podido desarrollar escobas que vuelen.

La solución fue efectos digitales y, como podéis ver, la cosa es bastante menos ‘fashion’ si le quitamos el ‘maquillaje puesto por ordenador’.

… Y siguiendo dentro del mundo ‘Potteriano’, ahora le toca a esos pequeños detalles de Hogwarts que, como bien sabréis, también es un colegio mágico ficticio (no hace falta que esperéis más a que os llegue la carta de aceptación, nosotrxs ya hemos desistido). Las bibliotecas que ‘absorbían los libros’ tenían truco… y es, al igual que con las escobas, un poco triste.

5David Jones en ‘Piratas del Caribe’




La saga de piratas más famosa de la historia del cine tenía unos cuantos secretos bastante ‘digitales’. Los pelucones que se ponía Johnny Depp eran de otro mundo pero, al fin y al cabo, eran reales.

Lo que no era tan real era el careto de David Jones. Se ve que aún no han descubierto a ninguna persona que esté fusionada con un pulpo y tenga tentáculos en la cara. Qué cosas tiene la naturaleza…

6Los Na’vi de ‘Avatar’




Esta raza de seres azules que viven en Pandora y que se reproducen a través de su pelo está sacada directamente de la cabeza de James Cameron, por lo que, a la hora de hacer la película, o bien se gastaban una fortuna en pintura azul y maquillaje…




O bien digitalizaban a todo el reparto mediante captura de movimiento… y eso fue lo que hicieron.

7Harvey Dent/Dos Caras en ‘El Caballero Oscuro’

La que, probablemente, sigue siendo hoy en día la mejor película de ‘superhéroes’ de la historia, destaca, precisamente, por no tener demasiados efectos digitales. Pero, a la hora de plantear a un villano con media cara quemada… las cosas se complicaron para Christopher Nolan, el director de la cinta.







Para que quedara más realista, en lugar de maquillar a Aaron Eckhart, digitalizaron la mitad de su cara y, el acabado, fue impresionante.

8Okja en… ‘Okja’

Esta estupenda producción de Netflix nos regalaba a uno de los ‘bichos’ más adorables que recordemos en la gran pantalla. El realismo de esta suerte de hipopótamo-perro nos dejó boquiabiertxs…

Pero es mejor no mirar el making off si no queréis traumatizaros. Hay algo tremendamente tétrico en este visionado.

9La Bestia en ‘La Bella y la Bestia (2017)’

Llevar a ‘imagen real’ este cuento de Disney no fue tarea fácil. Todos los personajes del castillo de la Bestia estaban hechos ‘por ordenador’ a excepción de Bella y destacaba especialmente Bestia, ya que era la ‘mitad de la historia’.

Lo que en la cinta era una bonita metáfora del amor por encima de todas las cosas, en la realidad y sin CGI, era algo así como un Power Ranger con exceso de gomaespuma.

10La nave de ‘La llegada’

Denis Villeneuve es uno de los mejores directores de la actualidad y esta cinta no hizo más que reforzar esa idea. Es una de las visiones más particulares que hemos tenido de un contacto entre nuestra especie y una extraterrestre, pero ello tuvo un precio…

El de la digitalización de los visitantes. De momento y a falta de contactar con ellos, no tenemos registros en vídeo de extraterrestres, por lo que tendremos que ‘tirar’ de efectos digitales hasta ese momento.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas escenas de ‘detrás de las cámaras’? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y encontraréis otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente interesantes.