Crsitiano Ronaldo, el futbolista del Real Madrid (por si hay algún raro que no sepa quién es), ha afirmado esta semana que tiene una edad biológica de 23 años y que tiene intención de seguir jugando hasta los 40.

Y, por mucho que haya gente que se ha reído de estas declaraciones, la verdad es que el astro portugués no muestra señales de estar bajando el ritmo cuando ya tiene 33 años y acaba de conseguir su tercera Champions consecutiva.

A su edad sigue siendo un jugador que destaca por dominar el juego, en gran parte, a través de un físico espectacular que le ha permitido mantener su velocidad y su capacidad rematadora.

Pese a eso, Ronaldo dice no tener ninguna fórmula secreta y su cuerpo increíble lo ha construido a partir de unos pocos y simples conceptos para una vida sana.

Obviamente, su dedicación en el gimnasio forma una parte importante de eso, pero el crack sigue una rutina de Pilates que, según él, le ha permitido ganar mucha más resistencia de la que tenía.

Otro de sus secretos consiste en nadar un poco en la piscina después de cada partido. Es decir, en vez de ir rápido a casa para ver la televisión, Ronaldo se va directo al agua, donde consigue relajarse y ordenar sus pensamientos al mismo tiempo que sigue haciendo ejercicio físico.

Puede que su práctica más rara sea una cámara de crioterapia (idea que se copió de Ribéry) que cuesta unos 55.000 euros y que sirve para favorecer la recuperación del cuerpo y de los músculos.





Como es lógico, también le dedica 3 horas de día al gimnasio yendo, como mínimo, cinco días de la semana a Valdebebas donde, sobre todo, hace ejercicios muy explosivos para que sus músculos den lo mejor de sí mismo y haciendo que Ronaldo tenga esa silueta de Superman tan característica cuando procede a chutar una falta.

Aparte de todo eso también nos da un pequeño consejo: «Haz deporte donde y como puedas».

Con esto se refiere a que puedes hacer unas abdominales por la mañana, ir corriendo o en bici al trabajo, etc. Es decir, buscar esos momentos que puedes aprovechar para sacarle algo de rendimiento a tu cuerpo y convertir el ejercicio físico en un hábito.

A modo de resumen, los seis pilares sobre los que construye su físico son los siguientes:

Trabaja duro: La motivación y el esfuerzo son parte de la identidad de Cristiano

El mundo es un gimnasio: No te limites a hacer deporte en el gimnasio, tu entorno puede ser tan válido como cualquier centro de culto al cuerpo.

Sé un buen niño: Salir de fiesta no ayuda a mantener tu figura escultural.

Eres lo que comes: una dieta balanceada es necesaria para que luego el ejercicio físico sea realmente útil.

Relajación: Pasar tiempo con los amigos la familia o darse un baño ayudan a mantener la mente en su sitio, cosa que hará que mejore nuestro rendimiento deportivo.

Duerme bien: Dormir ocho horas es lo mínimo que tu cuerpo necesita para regenerar el tejido muscular.

«La fuerza mental es tan importante como la física. Combinar los entrenamientos con un estilo de vida relajado junto a tu familia y amigos hará que te conviertas en mejor versión de ti mismo».

Así que si queréis convertiros en el siguiente Cristiano Ronaldo (los que aún estéis a tiempo) ya sabéis cuáles son los principios que debéis seguir para lograrlo.



¿Qué os parece la forma de vida de Cristiano? ¿Seríais capaces de hacer tanto para tener el cuerpo perfecto? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado la noticia y queréis seguir leyendo, más abajo os dejamos otros artículos de interés.

Fuentes: dailymail, thesun

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO