Las redes sociales son como el papel de cocina, lo absorben todo. Hay ciertas cosas que en la vida real pasarían desapercibidas, pero que en Internet son adoptadas por la comunidad transformando lo que en un principio podría parecer una estupidez, en un fenómeno viral.

Últimamente, ya hemos visto varios casos en los que una moda realmente rara se expande por Internet como un accidente inevitable, como cuando se te cae un vaso de agua cerca del ordenador. Estas tendencias van desde tunear cejas a ponerse pestañas en las fosas nasales, y son realmente raras.

No es que los millennials tengan la exclusividad en lo que a productos estéticos realmente horrorosos se refiere. En los setenta y ochenta ya se vistieron algunas prendas que avergonzarían a más de uno. Las hombreras, el sujetador en punta (rollo Madonna) o la pana (que como chaleco antibalas no tiene desperdicio, pero como tejido fashion genera sus dudas).

Pero, ¿de dónde salen estas modas? Hay youtubers y bloggers de estética y cosméticos que, seguramente, están aburridos de hacer los mismos vídeos y dar los mismos consejos, experimentan con nuevos conceptos e ideas para estimular la interacción y el debate en la comunidad.

Y la verdad es que la última tendencia en manicura da bastante de qué hablar. Algunos ya visteis las uñas de pelo, pero lo que os presentaremos a continuación es algo bastante más espeluznante y horripilante.

De hecho, las imágenes que os mostraremos a continuación dan para crear un personaje de película de miedo. Algo así como el hombre-pálido del Laberinto del Fauno, pero aún más tétrico.



Todo empezó cuando una página de Facebook llamada MetDaan Nails publicó un vídeo en el que se mostraba todo el proceso para conseguir tener uñas con forma de dientes. Lo que más grima da es que las uñas no intentan emular solo la forma de los dientes, sino que pretenden imitar también el volumen y las cavidades que hay en nuestros molares.

Más allá de si hay mucha gente dispuesta a hacerse lo mismo, la verdad es que el vídeo tuvo una acogida muy buena ya que muchas personas comentaron e hicieron bromas sobre esta moda. Es verdad que casi todo el mundo mostraba su desprecio y el repelús que le ha generado la imagen, pero, la mayoría, lo han hecho con gracia y humor.

A continuación, os dejamos también algunas de las mejores respuestas que Twitter dio al clip.

«¿De verdad? ¿Uñas con forma de diente? Quiero decir ¿De verdad? ¿No podrías simplemente desaparecer del planeta? ¿Ayer?

Gracias.»

«¿Quién cojones está en plan: ya sé que haré con mi uñas, haré que parezcan dientes humanos? Sois todos unos monstruos».

«Si me etiquetáis en ese vídeo de las uñas-dientes os borraré permanentemente como amigos y no os hablaré nunca más».

«Abro el Facebook. Veo unas uñas con forma de dientes. Cierro Facebook».

A continuación, os dejamos el vídeo en el que se ve cómo se «esculpen» estas uñas:



¿Qué os ha parecido el artículo? ¿Os animaríais a poneros estas «uñas» o algún otro diseño igual de divertido o raro? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Por cierto, si queréis seguir leyendo otras noticias tan interesantes como esta (o más), podéis hacerlo en los enlaces que os dejamos más abajo.

Fuentes: mashable, pulselive