Toda Europa cuestiona la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América, es decir, nos parece que el fácil acceso a las armas es un suicidio nacional. Pero hay ocasiones en que el hecho de llevar un arma termina con un final “feliz” o, por lo menos, no tan trágico.

Aunque hay que destacar que si esta vez salió bien es, en gran medida, a que el arma estaba en manos de una profesional que supo reaccionar de forma «correcta».

Puede que ahora mismo estéis un poco a ciegas, pero no os preocupéis, a continuación procedemos a informaros de este incidente tan impactante.

En el colegio de Suzano, Sao Paulo, se celebraba el día de la madre cuando un hombre pasó por delante de la escuela brasileña y sacó un revólver del calibre 38 apuntando a padres, madres e hijos que estaban delante del centro. Entonces, una mujer cogió su arma rápidamente y le disparó, salvando así a todas las personas que podrían haber resultado heridas por el misterioso atacante.

El hombre intentó coger la cartera y el móvil de una de las personas del lugar y, sin titubear, la valiente madre, llamada Katia da Silva Sastre (una agente de policía), le disparó 3 veces.

Mientras caía encima del paso de cebra, el agresor dejó escapar dos disparos. El primero no dio a nadie y el segundo no llegó a salir ya que el arma se le atascó.

El sospechoso se llama Elivelton Neves Moreira o, mejor dicho, se llamaba, ya que murió de camino al hospital debido a las heridas que tenía en su pecho y en sus piernas.





Cuando le preguntaron porque había disparado tan rápido, la agente, que había ido al evento con su hija de siete años, respondió lo siguiente:

“No sabía si iba a disparar a los niños o al guardia de seguridad. En cualquier caso solo pensaba en las otras madres, los niños, mi propia vida y la de mi hija”.

Katia ha trabajado como policía durante veinte años, así que usó todo ese entrenamiento para solucionar la situación. De hecho, ella ya se dio cuenta del peligro que corrían cuando apareció una mujer diciendo que se había producido un atraco en un lugar cercano.

“Es gratificante haber estado en el sitio y momento adecuado y haber podido salvar todas esas vidas.

Las autoridades se han apresurado a decir que no se alegran de la muerte del agresor ya que, en un escenario idóneo, el sospechoso seguiría vivo. Pero, aunque aún hay que comprobar si disparó primero Katia o el hombre, se considera que su acto ha sido algo heroico que ha demostrado a los malhechores las capacidades que tiene la policía brasilera, o por lo menos eso es lo que piensan el cuerpo policial de Sao Paulo.





“Esto es un aviso a todos aquellos que cometan acciones armadas. Uno de nuestros profesionales de la seguridad pueden acabar con ellos para proteger a los más desfavorecidos”.

También reconocen que tuvieron suerte de que la policía estuviese de paisano, porque cuando los criminales brasileros ven a un agente siempre disparan al momento para matar.

Pero lo más importante aquí es que, gracias a la rápida intervención de Katia, se logró evitar lo que hubiera podido ser una gran tragedia. Aunque lo dudamos, esperamos que, efectivamente, este suceso grabado por unas cámaras de seguridad logre reducir la criminalidad debido a que, en cualquier lugar, puede una madre dispuesta a proteger a los más pequeños.

A continuación, os dejamos el vídeo para podáis juzgar las imágenes por vosotrxs mismxs.



¿Qué os ha parecido este artículo? Si queréis leyendo otras noticias tan interesantes como esta, podéis hacerlo en los enlaces que os dejamos más abajo.

Fuentes: dailymail, mirror