El género de las series sobre policías y criminales seguramente sea uno de lo más explotados por la televisión. Mentes criminales, Bones, El mentalista, Castle y la madre de todas, Se ha escrito un crimen.

Pero, sin duda, una de las que mejor se ha hecho un hueco en nuestro cerebro como un referente de este tipo de producciones es CSI: Las Vegas, que empezó con Grissom como supervisor principal. Fue un éxito tan grande que, de ella, nacieron otros spin offs con el mismo formato de capítulos pero situados en otros lugares y con otro equipo.

Aparte de la serie “principal”, la que funcionó mejor a nivel de audiencia (y con diferencia) fue CSI: Miami. En vez de al canoso Grissom, esta versión de la serie estaba protagonizada por Horatio Caine, interpretado por David Caruso.

Nadie es capaz de decir la frase “Agentes, llévenselo” tal y como lo hacía él. Cosa que hizo un capítulo tras otro durante las diez temporadas que la ficción televisiva estuvo en el aire.

El actor nació en Forest Hills, Nueva York, hijo de un padre italoamericano y una madre de ascendencia irlandesa. Uno de sus primeros papeles fue en Oficial y caballero y, ese mismo año, también tuvo un rol pequeño en Acorralado, la primera entrega de Rambo. Luego interpretó al detective John Kelly de Policías de Nueva York, aunque eso estancó un poco su carrera.

Hasta que, de nuevo, volvió a interpretar a un agente de la ley (la cual parece ser su especialidad) en la serie que le regaló su personaje más icónico, CSI: Miami que estuvo en antena desde el 2002 hasta que 2012 fue cancelada por motivos que, a día de hoy, siguen siendo desconocidos, ya que todas las temporadas fueron un éxito de audiencia.

Y la verdad es que, desde que terminó CSI, no hemos sabido demasiado de David Caruso. Desde entonces ha estado involucrado en algunas películas pero, por desgracia, ninguna de ellas se ha terminado haciendo.





También es posible que le cueste más encontrar trabajo después de las grabaciones que se filtraron sobre lo ocurrido en los rodajes de Policías de Nueva York y donde se le acusa de ser una persona difícil que trataba de forma brusca e incorrecta al equipo.

En cualquier caso, parece complicado que el actor interprete un personaje al que la gente recuerde más que a Horatio Caine. Y es que su apariencia y su forma de ser eran muy memorables principalmente por su pelo claro y, sobre todo, por las gafas cuya patilla mordía como si no hubiese mañana. Pero la imagen que tiene David Caruso actualmente es muy lejana a la que solía mostrar en la serie.

Recientemente se le ha visto con una papada considerable y el cabello mucho más largo. De alguna forma parece como si el villano de la primera película de Los hombres de negro estuviese habitando en su cuerpo.

Como podéis comprobar en estas imágenes, el actor no se encuentra en su mejor momento (al menos en lo que al físico se refiere) y cualquiera podría pensar que se trata del tío drogadicto de la familia Weasley.





Pese a eso, esperamos que, a sus 62 años, esta pausa en su carrera profesional le haya permitido disfrutar más de sus hijos y de su otra pasión, la fotografía. Obviamente lo que le gusta es hacer las fotos porque, evidentemente, ahora mismo no tiene las mejores cualidades para trabajar haciendo posados, aunque todo es posible.

¿Os ha parecido interesante el artículo? Seguid navegando por Cabroworld si queréis ver cómo han cambiado otros actores y otras noticias igual de interesantes.

Fuentes: periodistadigital, imdb