Hablar de realities de televisión, sin ningún tipo de dudas, es hablar de Gran Hermano. Este formato se ha convertido, a fuerza de calidad y constancia, en uno de los mayores éxitos de la pequeña pantalla. Tener a unos cuantos personajes encerrados en una casa durante meses, aislados de cualquier tipo de contacto con el mundo exterior, es el caldo de cultivo perfecto para crear entretenimiento del bueno.

Con entregas mejores o peores, Gran Hermano nunca decepciona. El año pasado, a pesar de las polémicas, siguió siendo un éxito de espectadores y, mal que bien, siempre nos regala algunos momentos inolvidables. Pero hoy nos queremos centrar en la edición de hace unos pocos años y, más concretamente, en uno de sus concursantes más destacados.

¿Os acordáis de Miguel Vilas? ese divertidísimo concursante de GH 18 nos regaló algunos de los mejores momentos de esa edición con su famosa peluca. Fue el cliffhanger de toda esa entrega y nos tuvo en vilo hasta el último momento.

Después de su paso por el programa, Miguel despareció casi por completo de la vida pública. Sus redes sociales permanecían en estado de ‘letargo’ y no lo habíamos podido ver en platós ni tertulias. ¿Qué había sido de él? ¿Por qué tanto misterio?

Ahora ya tenemos respuesta: Miguel se estaba sometiendo a un cambio importantísimo. Hace muy pocas horas ha anunciado su regreso a través de las redes sociales con más fuerza que nunca. Por lo que hemos podido ver, su aspecto ya no es el de un hombre: ahora viste como una mujer y se ha cambiado el nombre a Maricarmen.

Era de esperar que su regreso fuese por todo lo alto. Su misión en la televisión fue nunca dejar a nadie indiferente y, como habréis podido observar, lo consiguió sobradamente. «No me llames Miguel, me llamo Maricarmen a partir de ahora», expresaba el modelo y diseñador a través de un story de Instagram.

La primera foto que colgaba en su Instagram [@badvilas] después de 5 meses de inactividad era la bomba: vestido de mujer y con su nueva identidad. En ella, nos mandaba el siguiente mensaje: «Más fuerte que nunca! He recibido mucho amor este tiempo y el amor siempre será más fuerte que todo! Mi objetivo ahora es ser la mejor versión de mí … AQUÍ ESTOY, os he echado de menos!».

Esta radiante felicidad contrasta con las declaraciones que nos había aportado el joven el mes de marzo, momento en el cual cerraba sus redes sociales ya que, según él, llevaba más de un año sufriendo un acoso constante a través de estas, llegando a sufrir pintadas en la puerta de su propia casa, algo lamentable.

 

Pero, como decía aquel: «No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista», y Miguel es un claro ejemplo de ello. Estos meses, por lo que podemos ver, le han servido para reflexionar y para encontrarse consigo mismo. A partir de ahora, nada de Miguel; él es el pasado. Maricarmen ha nacido y así es como nos referiremos a ella desde hoy.

En una segunda publicación en forma de vídeo, podemos ver, en directo, como se realiza el cambio completo de imagen. De una forma bastante atrevida y divertida, se afeita y se maquilla hasta dejar atrás a Miguel. ¿Será este un cambio definitivo?

A vosotrxs, ¿Qué os parece este cambio? ¿Creéis que seguirá por este camino o se trata solo una ‘finta creativa’? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 
Y recordad: si os ha gustado este artículo, os hemos dejado unos cuantos más abajo que, muy probablemente, os resultarán igual de interesantes.