Empezamos a estar acostumbradxs a noticias en las que se explica lo mal que se ha gestionado la transexualidad en colegios y ambientes educativos (lo cual debería ser motivo de preocupación). Cada mes sale algún caso de algún niño o niña a los que se les ha obligado a seguir una conducta determinada, pese a expresar su deseo de que se les trate diferente.

Obviamente, es una prioridad que todo el mundo reciba el mismo trato independientemente de la sexualidad que tengan y que no se les discrimine. Pero uno de los temas más importantes a la hora de hablar de género es el cómo lo gestionamos a edades tempranas.

Cuando somos más pequeños es cuando nos vemos más influidos por el género psicológico que se nos asigna. Con lo cual es realmente relevante hablar sobre cómo deben afrontarse ese tipo de situaciones y cómo debemos educar a nuestros hijos para que descubran, lo más libremente posible, su identidad sexual.

Pero, ¿por qué estamos hablando de esto ahora? 

Es debido a que, recientemente, una tuitera llamada Natalia Bravo (@nataliabravog, aunque, por algún motivo, su cuenta de Twitter está bloqueada actualmente), ha hecho pública la carta que el colegio de su primo ha enviado a los padres del centro. En ella, se explica que un niño de cuarto de primaria pasará a ser una niña y será tratada como tal.

A continuación, os dejamos la carta para que podáis verla vosotrxs mismxs, aunque hemos dejado la transcripción debajo por si alguien tiene problemas para leerlo bien.

«Apreciadas familias de 4º de primaria,




Seguramente, cuando tus hijos vuelva hoy de la escuela, les explicará que hay un niño en 4º que, a partir del lunes, será una niña».

Primero, informan a las familias de una situación que, seguramente, muchas conocen. En ella no ponen en duda el hecho que se producirá, simplemente lo notifican.

«_____ Ha decidido dar un paso importante: vivir con arreglo a su verdadera identidad de género, es decir, como la niña que, realmente, siempre ha sido. Por supuesto, este paso es el resultado de un proceso largo y meditado por parte de la familia, que está bien informada y se ha asesorado en todos los aspectos. Después de todo este proceso, la familia se siente, orgullosa de la valentía de ___ y tanto ellos como la escuela estamos preparados para acompañarla en este proceso».




En este párrafo se expresa la voluntad de la familia y la escuela de ayudar a su alumna en una etapa de su vida bastante peculiar y puede que, en cierto modo, confusa.

Además, como podéis comprobar, la tuitera que lo publicó ha tachado el nombre de la persona protagonista de esta historia para evitar revelar su identidad.

«Todos tenemos la seguridad de que no se trata de un capricho transitorio de ___. La identidad sexual viene determinada por tu psicología, que está perfectamente asentado en cualquier persona desde los tres años de edad y que, en ocasiones, como la de ____, no coincido con el asignado al nacer».

Si hemos querido destacar esta carta es porque, como dice Natalia Bravo en su tweet, después de tantas noticias amargas, estas nos ha alegrado la semana. Y, cuando aparecen, hay que darles la misma visibilidad que cuando ocurre algo deleznable recibiéndolas con los brazos abiertos. Puede resultar complicado tratar esos temas por parte de los centros educativos. Pero, solo el hecho de ver la voluntad de afrontar estos dilemas de forma tolerante y serena, ya es motivo de satisfacción.




happy joy GIF

¿Qué os ha parecido esta bonita noticia? Si queréis seguir leyendo otros artículos, a continuación tenéis más enlaces con otros temas de interés.

Fuentes: elcorreo, elcomercio