Cuando llega el veranito, lo primero que nos viene a la cabeza es ponernos en forma para poder lucir palmito en la playa. La operación bikini es tan satisfactoria como estresante, pero lxs que estén dispuestos a aceptarla… deberán saber una cosa que muy probablemente no habían oído en su vida: la lechuga, sibilina y silenciosa, puede matarte; puede quitarte la vida; puede apagar la llama que hace arder el fuego de tu existencia; puede hacer que amoches mucho y muy fuerte.

Angry Lettuce GIF - Find & Share on GIPHY

Si quieres perder peso y hacer dieta, lo mejor es que tengas en cuenta todo lo que venimos a contarte hoy sobre esta verdura fruto de las peores pesadillas de Satanás, cultivada en lo más profundo del averno y puesta en nuestra mesa para arrancar nuestras almas de nuestros cuerpos.

Pero, ¿por qué? ¿Qué tiene la lechuga que la convierte en la herramienta perfecta de la naturaleza para destruirnos? Os lo contamos.

First Lady Eating GIF by HULU - Find & Share on GIPHY

Agua masticable

La lechuga, aparte de no tener ningún tipo de sabor y gracia, tampoco dispone de prácticamente ningún tipo de nutriente. No tiene ni azúcares, ni vitaminas… solo agua. A nivel calórico, es tremendamente miserable: una lechuga entera tiene 45 calorías…¿Sabéis cuántas os tendríais que comer para obtener unas 1300 calorías diarias?

Además, si decidís basar vuestra dieta en este vegetal, tendríais que comeros tantas al día que, con casi total seguridad, acabaríais muriendo en el intento. Comerte una decena de kilos al día de esta verdura te provocaría cosas como dolores de cabeza, edemas cerebrales, alucinaciones y, finalmente, un coma.

Foco de bacterias

El tronco de la lechuga está formado en su totalidad por látex (sí, como si de un preservativo sabor mierda se tratase). En esta zona pueden almacenarse un gran número de microorganismos que, al ser ingeridos, nos pueden llevar de una diarrea suave a la muerte más fulminante.

Health Dieting GIF - Find & Share on GIPHY



Mientras no la cocines, no hay quien te libre de esta. El látex es látex y, como bien ya sabréis, resulta de lo más resistente (a no ser que lo sometas a altas temperaturas, claro). Pero, seamos honestos: ¿cuántos de vosotros cocináis la lechuga antes de comérosla? EXACTO.

Adiós a tu metabolismo

De entre todas las ‘virtudes’ de la lechuga, podríamos destacar el hecho de que, tras ingerirla, nuestro metabolismo se pone a la misma velocidad de un caracol cansado… vamos, que se ralentiza mucho. Se entiende ¿no? Además, hará que retengáis muchísimo más los líquidos en vuestro cuerpo y puede hacer que paséis el día entero con gases y tengáis que repartirlos, de forma incómoda, por todas partes.

Nuestro planeta sufre

En el momento en el que confirmamos que este vegetal es pura agua concentrada… ¿qué necesidad hay de gastar miles y miles de millones de recursos en plantarlas, cultivarlas, regarlas, abonarlas, etc? Luego hay que transportarla, refrigerarla, consumirla antes de que caduque (lo cual no nos deja mucho margen)… Gastarse todo ese dinero en agua sería, a todas luces, muchísimo más práctico.

Lettuce GIF - Find & Share on GIPHY

Una trampa mortal

Sus hojas verdes y su aspecto saludable, junto con todo el marketing que se hace en favor de este vegetal, vendiéndolo como ‘el paradigma de lo saludable’, hace que seamos engañados. ¿Qué diferencia hay entre tomarse una pastilla de cianuro potásico y comerse unas hojas de lechuga? Prácticamente ninguna, probablemente.

Big Head Dance GIF by Salad for President - Find & Share on GIPHY

A vosotrxs, ¿qué os parece esto? ¿Ya conocíais la maldad que se ocultaba tras estas hojas comestibles? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Y, si os ha gustado este artículo, recordad que, más abajo, podéis encontrar otros posts que pueden ser de vuestro interés.

Fuentes: RevistaGQ, Mundotraining.