Ver cada día lo mismo puede resultar tremendamente cansado. Si cada mañana desayunamos copos de avena con leche semidesnatada y una rebanada de pan tostado con mermelada de fresa y mantequilla, puede que, después de seis meses de rutina, nos entren ganas de vomitar solo de pensar en abrir el cartón de leche. Si cada día hacemos los mismos ejercicios en el gimnasio, al cabo de unas semanas, acabaremos por cansarnos y el efecto de estos sobre nuestros músculos no será el mismo… y, por lo que veremos a continuación, esto mismo le ha pasado a nuestra protagonista de hoy con ‘los hombres’. 

Esta isla ofrece un servicio de lo más particular: si eres una mujer que está cansada de los hombres; que los falos ya te tienen más que harta; lo único que tienes que hacer es echar un vistazo la ‘Isla SuperShe’. Este mega espacio de placer en el que los hombres ‘están prohibidos’ ha sido adquirido para convertirse en un oasis de calma en la costa de Finlandia.

Fue fundada por Kristina Roth, quien ha construido un resort en el que promete ofrecer todo un oasis de relax solo para mujeres y ha instaurado en la isla una normativa muy estricta respecto a los hombres para poder cumplir su promesa.

La idea de este proyecto surgió en la cabeza de Roth cuando se encontraba tomando unas vacaciones ‘recostructivas’ en Calabasas, California. De repente, notó algo que cambiaría por completo su forma de ver a los hombres: estos tenían un efecto perjudicial en las vibraciones que estaba recibiendo en su intento de estar relajada. «Cuando hay un chico guapo cerca, las mujeres van desesperadas a ponerse pintalabios».

Ella cree que hay demasiada testosterona en la mayor parte de destinos turísticos como para poder relajarse correctamente. Por ello, decidió que en la Isla SuperShe no había espacio para los hombres: «La idea de la Isla SuperShe es que te centres en ti misma. No dejes que tus hormonas te controlen».

Pero, a pesar de que pueda parecer que Roth odia a los hombres, esto no podría estar más lejos de la realidad. Ella afirma que ‘ama a los hombres’ y que no descarta estar abierta a que algunos invitados masculinos vayan a la isla en un futuro. Pero, por ahora: «Las mujeres necesitan tiempo para compartir con otras mujeres», un sitio donde puedan «nutrir sus deseos y sueños».



Esta isla puede resultar todo un paraíso para muchas de las que nos estáis leyendo hoy… pero si, por algún motivo, estáis deseando pisar estas paradisíacas playas, tendréis que esperar un poco. ¿El motivo? Por el momento, Roth solo ha abierto la isla a sus amigas. No será hasta finales de junio que la abra al resto del público y, de momento, esto es solo una intención.

Si vais a la web de la Isla SuperShe, podréis encontrar una sección en la que os podéis registrar como miembros exclusivos antes siquiera de que esta esté abierta. Para aplicar, las mujeres deben poner su nombre, su número de teléfono y la razón por la cual desean ir a pasar una hermosa estancia a esta exclusiva isla. Los aspirantes, además, pueden añadir un vídeo a la petición explicando sus deseos.

Y muchas pensaréis: ‘Vale, pero ¿qué hago en la Isla una vez ahí?’ La respuesta es muy sencilla: yoga, meditación, comer de forma muy, pero que muy saludable, clases de cocina, clases de fitness y muchas cosas más… o al menos eso es lo que afirma la organización, claro.

Eso sí, lo que no os podemos decir todavía es cuanto os ‘clavarían’ por todo esto. La lista de precios de las diferentes tarifas aún no se ha publicado, por lo que se desconoce el porcentaje de billetes de 500 que tendremos que desembolsar para poder estar lejos de los hombres. Eso sí, ya os podemos adelantar que, barato, no será.

A vosotrxs, ¿qué os parece este nuevo ‘modelo de negocio’? ¿Compartís los motivos de Roth para poner en marcha esta iniciativa? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo, podéis echar un vistazo más abajo para disfrutar de pura calidad en forma de artículos; canela en rama. Confiad en nosotrxs. 

Fuentes: Independent, Businessinsider.