Cuando la televisión hace conexiones en directo, siempre existe el riesgo de que algo salga mal o, por lo menos, que no suceda según lo esperado. Cuando se trata de errores divertidos o caídas todxs nos reímos y disfrutamos de una carcajada inofensiva, pero a veces se producen incidentes que están muy lejos de ser graciosos. Sobre todo si lo que vemos, en directo, es un caso de acoso sexual de estos que hay personas repugnantes que consideran normales.

Pues precisamente esto es lo que le sucedió a una reportera mientras retransmitía lo que se vivía en los alrededores del estadio del C.D. Guadalajara que había jugado contra el Toronto F.C. Mientras explicaba las sensaciones que sentía la afición tras el partido, paró de golpe su narración para girarse y golpear a un aficionado que tenía detrás de ella.

Este personaje primero le agarró un glúteo, pero ella siguió hablando manteniendo la profesionalidad y pensando que era posible que simplemente hubiese sido un roce casual y sin querer. Entonces, todos los que estaban detrás la periodista, empezaron a gritar, vitorear y bailar, imposibilitando el trabajo de la profesional que termina golpeando a uno de ellos con el micro.

Pero, como hemos dicho, no lo atacó por los gritos o los bailes sino porque, seguramente, el energúmeno se envalentonó al ver que la periodista no había hecho caso a su primera provocación y, aprovechando ese momento de caos, le puso la mano entre los glúteos.

Maria Fernanda Mora, la reportera de FOX Sports, ha experimentado un clásico en los casos de acoso sexual y en como tratan estos casos las redes sociales y la opinión pública en general. En vez de culpar al agresor, se culpa a la víctima.

Ella misma explica que ha recibido muchos comentarios acompañados de pornografía y con frases del estilo de “te lo merecías” , “p***”, “te lo estás buscando”, etc. Además de muchos otros que consideran que agredió al aficionado con el micrófono, algo que es evidentemente cierto pero que no debería evitar que viésemos la imagen completa de lo sucedido.

Así que ella ha emitido una larga carta en la que explica exactamente cómo vivió lo ocurrido y en la que también reivindica su trabajo y su feminidad. Por suerte, cuando ella publicó la carta, aparecieron muchos comentarios dándole apoyo y agradeciendo su valiente gesto.

Aquí os dejamos el vídeo del momento:

Tal y como dice Maria Fernanda en su carta, es necesario que las agencias de noticias y los medios de comunicación dejen de entrecomillar la palabra agresor y cesen de generar titulares donde se pone en duda a la víctima. Este es uno de los grandes estigmas que combate la mujer a la hora de tratar casos de abuso o agresión, siempre se cree que una parte importante de la culpa la tienen ellas, pese a que ningún indicio o prueba lo indique.

Obviamente, es importante conservar el principio de presunción. Pero hay veces que las imágenes hablan por si solas y los medios deberían llamar las cosas por su nombre.

A continuación, os dejamos la carta completa que la periodista publicó en su cuenta de Twitter para que podáis leer, de su puño y letra, su testimonio sobre lo ocurrido y su opinión sobre como deberían ser tratadas este tipo de noticias por los medios de comunicación.

¿Qué te ha parecido la carta de Maria Fernanda? A continuación, podéis encontrar otros artículos interesantes.

Fuentes: huffingtonpost, newsweekespanol