Hace unos años, Eddie Murphy era uno de los ídolos de Hollywood apareciendo de forma camaleónica en muchísimas películas como El profesor chiflado, Dr. Dolittle, El príncipe de Zamunda o el asno de Shrek. El actor afroamericano que se dio a conocer en SNL (Saturday Night Live) nos ha mostrado todas sus caras a través de sus películas, haciéndonos reír, a veces por sus chistes y otras por vergüenza ajena.

A Eddie no le importa pasar horas en maquillaje para conseguir un resultado que siempre sorprende a todo el mundo. Para bien o para mal.

Pero, últimamente, no se le ve mucho, así que ¿Cuáles son las razones de su desaparición? Pues la verdad es que no se trata de un único motivo, sino de varios factores que han terminado haciendo que cada vez tenga menos presencia en Hollywood.

Está harto de hacer películas malas

En 2013 hizo una entrevista en el programa de Ellen Degeneres donde explicó que se había vuelto mucho más escrupuloso a la hora de escoger guiones. Por ejemplo, dijo que no haría Super detective en Hollywood 4 hasta que el guion no estuviese perfecto (a día de hoy el filme sigue en fase de producción).

“Si conseguimos el guion idóneo estaré encantado de hacerlo, pero no quiero volver a hacer algo que apeste. No quiero apestar nunca más”.

La verdad es que, en ese sentido, todxs comprendemos y respetamos su decisión, sobre todo los que hemos visto Norbit, la película que se llevó tres Razzies, los galardones a las peores películas del año.

Tiene una familia numerosa

Puede que no sepáis, pero el señor Eddie Murphy tiene nueve hijos de cinco madres diferentes. Cuando empezó a salir con Mel B, la Spice Girl, esta quedó embarazada, pero Murphy no quiso reconocer su paternidad hasta que el pequeño no se hiciera un test. Al nacer, las pruebas de ADN revelaron que, efectivamente, él era el padre.




Actualmente, parece que ha sentado un poco la cabeza y sale con Paige Butcher, con quien tiene una hija llamada Izzy, de dos años de edad.

Está más interesado en su música que en Hollywood y la interpretación.

En 2011 ya reveló a la revista Rolling Stone que solo quería hacer aquellos papeles que realmente le interesasen, en caso contrario prefería estar en casa tranquilo tocando la guitarra.

“Suelo decirle a la gente que estoy prejubilado y que simplemente hago un trabajo u otro de vez en cuando para romper la rutina”.




Él prioriza su paz mental ante todo. Su día a día es calmado y reposado: toca la guitarra, da una vuelta con su hija, etc. Vive tranquilo.

“Después de todos estos años, me siento bien y cómodo en mi piel. He podido ahorrar, mi familia tiene salud, mis niños son hermosos y listos, hacen cosas distintas. Todo está bien. Solo intentó mantenerlo todo bajo control e ir haciendo algún proyecto divertido para mantenerme un poco ocupado”.

Realmente, pese a que a muchos fans les duela que su carrera cinematográfica no haya llegado todo lo lejos que podía, la verdad es que Eddie ha tenido su fama y ha conseguido amasar una pequeña fortuna (seguramente para nosotros sería enorme) con la que poder mantener a su familia y disfrutar ahora que aún tiene 57 años.

Ahora mismo solo podemos esperar verlo en la futura entrega de Super Detective en Hollywood (si llega a hacerse), en la secuela de Los gemelos golpean dos veces o en caso de que se confirme una nueva película de Shrek.




¿Sois fans de Eddie Murphy?  Si os ha gustado este artículo podéis encontrar otros igual de interesantes a continuación.

Fuentes: ladbible, lavanguardia